•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Cinco de los seis testigos que declararon en el primer día del juicio contra Ellis Leonidovna Gonn, de 24 años, señalaron a la mujer de origen ruso como la persona que roció ácido sulfúrico al sacerdote, Mario Guevara, la tarde del 5 de diciembre del 2018 en la catedral Inmaculada Concepción de María en Managua.

La mujer de 24 años enfrenta cargos por lesiones graves en perjuicio del padre, Mario Guevara y exposición de personas al peligro en perjuicio de Roberto Pineda, un feligrés que se encontraba en la catedral al momento del ataque contra el sacerdote.

El primer testigo en declarar  fue Julio Peña Chávez, quien relató ante la jueza Aracely Rubí que la tarde del 5 de diciembre del 2018, el padre Mario Guevara estaba al pie del altar mayor de la catedral de Managua cuando repentinamente "comenzó a retorcerse como si le hubiera picado un animal".

"El padre Mario (Guevara) se quejaba del ardor y una persona que iba a la par de él gritaba que le echarán agua al sacerdote ", manifestó el testigo quien en la sala de audiencia señaló a Ellis Leonidovna como la  persona que roció el ácido sulfúrico en el rostro del religioso.

Después brindó su testimonio Ana Julia Salazar, quien auxilió al religioso echándole agua en el cuerpo.

El tercer testigo en brindar su testimonio ante la jueza suplente Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua fue Roberto Pineda, quien sufrió quemaduras en las manos y espalda al caerle varias gotas del referido ácido, cuando le quitaba la camisa al padre Mario Guevara.

"Yo vi cuando la joven (Ellis Leonidovna) le tiraba lo último (del ácido sulfúrico) al padre Mario , porque yo iba delante de él", expresó el testigo cuya camisa también quedó destrozada por las gotas del químico que es utilizado para destaquear  tuberías.

Roberto Pineda, relató que el padre Mario Guevara en su desesperación pedía que llamarán a las monjas de catedral para que lo atendiera.

Al igual que los dos primeros testigos señaló a la acusada como la persona que lanzó  el potente químico en el rostro del religioso de 59 años.

En el juicio que se realiza a puerta cerrada a petición de la Defensoría Pública, también  declaró Carlos Cortez García, dueño del negocio donde la rusa compró el químico.

En su relato el testigo referencial manifestó que la acusada llegó pidiendo que le vendiera un químico para destaquear tuberías, agregando que al venderle el ácido sulfúrico le indicaron de  las precauciones que debería tomar al utilizarlo.

La religiosa Sor Arely Guzmán Vásquez, quien fue la última en declarar en el primer día de juicio, reveló que al padre Mario Guevara ha sido intervenido quirúrgicamente seis o siete veces por las quemaduras que le causó el químico que le roció la acusada.

"Esto ha sido un infierno para el padre Mario (Guevara); nosotros hemos llegado a temer por su vida", narró sor Arely Guzmán.

La religiosa quien también atendió a Ellis Leonidovna después de la agresión al religioso, reveló que la mujer de origen ruso se roció ácido en los pies, pero extrañamente no le sucedió nada.

"Cuando yo le pregunté por qué lo había hecho (lanzar ácido al padre Mario) ella me respondió que se lo había ordenado el diablo; entonces le pregunté que si no tenía miedo de que la echarán presa y ella contrastó que la Policía no le haría nada, pero que no quería que la llevarán al Chipote (Dirección de Auxilio Judicial, DAJ)”, narró la monjita.

Al salir de los juzgados el padre Julio Arana, vicario judicial de la Arquidiócesis de Managua, dijo a los periodistas que en la primera audiencia de juicio lo expresado por los testigos concuerda con la acusación de la Fiscalía.

Una vez que concluyó la primera audiencia de juicio la jueza suplente, Aracely Rubí programó la continuación del mismo para el jueves cuatro de abril a partir de las dos de la tarde.