Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

El Observatorio para la Protección de los Derechos Humanos, el programa conjunto de la Federación Internacional de Derechos Humanos y de la Organización Mundial Contra la Tortura, expresaron su rechazo a la decisión de Nicaragua y de Venezuela de impedir la participación de organizaciones de la sociedad civil de sus países en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, que se realizará en San Pedro Sula, Honduras, en junio.

El Observatorio manifestó su preocupación frente a la actitud adoptada por los gobiernos de Nicaragua y de Venezuela, porque ello sucede “en un contexto en el que se obstaculiza la labor de los defensores de derechos humanos”.

La negativa de ambos gobiernos, según el Observatorio, contradice “sus obligaciones internacionales enunciadas en los lineamientos establecidos al respecto por la Organización de Estados Americanos, OEA, y en la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU”.

En un comunicado de prensa, el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos señala que la actitud asumida por ambos países expresa una política de negación del trabajo independiente y crítico de las organizaciones de la sociedad civil

Persecución y hostigamiento
En el caso específico de Nicaragua, El Observatorio señala que la política de persecución y hostigamiento a los defensores de derechos humanos es impulsada por el gobierno desde el año pasado.

El período para que los gobiernos dieran su beneplácito a las organizaciones civiles para su participación en la Asamblea General de la OEA, venció el pasado 12 de mayo. La OEA amplió el período tres días más, pero la respuesta de ambos gobiernos no se dio a conocer.