•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Ante los violentos episodios ocurridos hoy en diferentes zonas de Managua, en los que la Policía Nacional utilizó la fuerza y el asedio para reprimir a la población en una manifestación  pacífica que había sido convocada para este sábado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, hizo un llamado al Gobierno para que proteja y garantice derechos constitucionales de los nicaragüenses.

El mensaje publicado a través de Twitter cita textualmente que hace “un llamado a respetar y proteger el derecho a la protesta nicaragüense”.

Luis Almagro, Secretario General de la OEA. Archivo/END

Además solicitó que se esclarezca la situación de los detenidos en el transcurso de la crisis socio-política desatada el 19 de abril del año pasado.

Almagro en reiteradas ocasiones ha sido directo  al pedir al estado de Nicaragua que se garanticen los derechos de los nicaragüenses, y ha pedido desde un inicio el cese de la represión.

Las palabras de Almagro públicas en Twitter  fueron parte de la reacción que tuvo al enterarse de los hechos ocurridos esta tarde en diferentes puntos estratégicos del país, especialmente el acaecido en el centro comercial Metrocentro,  lugar donde hubo fuerte presencia policial y asedio hacia manifestantes que desde la 1 de la tarde se dieron cita para pedir por la libertad de manifestantes presos.

La protesta y la represión policial dio como resultado a 4 personas gravemente heridas con arma de fuego, que fue supuestamente detonada por un simpatizante del Gobierno, según lo señalaban los documentos que portaba y que fueron sustraídos por quienes lo capturaron.

Además de las fuerzas policiales, un fuerte grupo de simpatizantes del gobierno asediaron el lugar y agredieron  a los manifestantes lanzando piedras desde los lugares donde estaban los agentes de la Policía.

La manifestación nombrada “Sentada Nacional" fue convocada días tras por la Unidad Nacional Azul y Blanco, con el fin de pedir al gobierno una postura más responsable en la mesa de negociaciones.