•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia analiza la posibilidad de convocar a una marcha nacional para la próxima semana, cumpliendo los requisitos establecidos en la ley, como pedir permiso a la Policía Nacional, y presentar una fianza para cubrir daños a la propiedad, si es que llegaran a ocurrir.  

“La Alianza está considerando hacer una convocatoria a la brevedad posible, en el marco de lo ya firmado por el gobierno, que es la restitución de derechos consignados en la Constitución Política”, sostuvo José Pallais, del equipo negociador de la Alianza Cívica.


 
Pallais se refiere a los acuerdos firmados el viernes por la Alianza Cívica y el gobierno, referidos a la liberación definitiva de los manifestantes y a garantizar los derechos constitucionales, como las manifestaciones y movilizaciones.

“El acuerdo logrado con el gobierno dice que si se cumplen todos los requisitos, la Policía tiene que autorizar la marcha”, recalcó, por su parte, Carlos Tünnermann, otro representante de la Alianza Cívica. 

El sábado, sin embargo, la misma Alianza Cívica señaló al gobierno de incumplir los acuerdos firmados el viernes, por reprimir una jornada de manifestaciones en Managua, que dejaron al menos 10 detenidos y 4 heridos.

Para la  Alianza Cívica el hecho de que un civil disparara e hiriera a tres personas en el centro comercial Metrocentro dejó “en peligro” el diálogo. 

La Alianza está considerando hacer una convocatoria a la brevedad posible. Óscar Sánchez/END

El objetivo de la marcha

En tanto, Pallais dijo que de llegar a convocar a una marcha, no tendría como fin “presionar al gobierno”, puesto que manifestarse es un derecho constitucional 
 
“No lo veo como una presión para el gobierno, lo veo como un ejercicio de un derecho que se ha negado demasiado tiempo en violación a la Constitución Política. A Nicaragua le conviene que el Gobierno restituya los derechos que ha vulnerado”, afirmó Pallais.

La Alianza Cívica, dijo Pallais, realiza “una amplia consulta con todos los sectores y está recogiendo el sentir de la población para tomar sus medidas”. 

Por su parte, Tünnermann  coincidió con Pallais al decir que la Alianza Cívica analiza convocar a una manifestación en Managua, agregando que solicitarían el permiso para hacerlo. 
 
“Se está examinando (la posibilidad de llamar a manifestarse), pero sería conforme a lo que dice el acuerdo (con el gobierno), cumpliendo todos los requisitos que establece la Ley 872, ley de funciones y atribuciones de la Policía”, expresó Tünnermann.


 
Desde el año pasado la  Policía Nacional no permite manifestaciones en Nicaragua.

Pese a ello, en los últimos tres sábados la  Unidad  Nacional Azul y Blanco ha organizado protestas.