•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A pesar de su condición de exilio, decenas de nicaragüenses radicados en Costa Rica se reunieron este domingo en el parque La Merced, en San José, para marchar exigiendo libertad por manifestantes presos y restitución de derechos en Nicaragua.

La convocatoria se realizó a través de redes sociales dos días antes de la caminata y reunió a decenas de personas que vestidos de azul y blanco y con banderas de Nicaragua caminaron hacia el parque La Democracia mientras gritaban consignas de protesta contra el Gobierno de Nicaragua.

 Lea: Pistolero hiere a tres manifestantes y deja el diálogo “en peligro”

La caminata fue encabezada por Alex Vanegas, mejor conocido como el maratonista, quien en Nicaragua fue detenido en múltiples ocasiones y decidió exiliarse en Costa Rica para seguir protestando, y por doña Coquito, una señora que vendía agua helada en una parada de buses en Managua y que un día regaló su mercadería a manifestantes sin pedir nada a cambio.

Ambos exiliados dijeron sentirse seguros y contentos porque pueden protestar libremente, sin embargo, lamentaron los hechos de violencia que ocurrieron este sábado en Managua cuando simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y agentes de la Policía de Nicaragua agredieron a ciudadanos que se disponían a participar en la protesta denominada “sentada nacional”.

 De interés: Listas de presos en manos de la Cruz Roja Internacional

A la marcha también asistió la reconocida “Comandante Masha”, quien también decidió exiliarse en costa Rica debido al asedio y amenazas que recibía en Nicaragua por protestar contra el Gobierno.

Mientras los nicaragüenses caminaban por las calles de la capital de Costa Rica, al grito de “Viva Nicaragua libre”, “El pueblo está en las calles exigiendo libertad” y “El pueblo unido jamás será vencido”, efectivos de la Policía de Costa Rica resguardaban a los manifestantes con patrullas policiales en las partes delantera y trasera de la marcha.