•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) emitió este domingo una resolución en la cual emplazó al Gobierno de Nicaragua a liberar de inmediato a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, y que no quede en la impunidad el asesinato de Ángel Gahona.

El documento de la organización también condena las distintas agresiones contra el periodismo nicaragüense, registradas en los últimos 11 meses, siendo la más grave el asesinato con arma de fuego del periodista Ángel Eduardo Gahona, ocurrida en Bluefields, el 21 de abril de 2018.

“Exigir al gobierno del presidente Daniel Ortega y a la primera dama y vicepresidenta, Rosario Murillo, que libere de inmediato a los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora Barberena y a los más de 600 presos políticos que fueron encarcelados por ejercer su derecho a protestar cívicamente”, señala el documento de la SIP, dado a conocer al cierre de la reunión de medio año, desarrollada el fin de semana en la ciudad colombiana de Cartagena.

 Douglas Carcache, subdirector de El Nuevo Diario presentó en la SIP el crítico panorama de Nicaragua en materia de la libertad de expresión. EFE/END

En el texto, la SIP pide al Gobierno de Nicaragua el cumplimiento de diversos artículos de su Constitución Política que garantizan a la ciudadanía poder expresar su opinión libremente, reunirse en espacios públicos y recibir información veraz, por mencionar algunos.

Insta a los gobiernos de América Latina y de otros continentes para que las graves violaciones a la libertad de prensa sean uno de los tópicos analizados en mayo próximo, cuando el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aborde el tema de Nicaragua en el Examen Periódico Universal.

Finalmente, la SIP exige “a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que negocia con el Gobierno la apertura de un proceso de democratización de Nicaragua, teniendo como testigos a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al Vaticano, que el Estado respete y garantice el derecho pleno a las libertades de expresión y de prensa, como base fundamental del desarrollo de una democracia verdadera”.

Periodistas denuncian clima represivo

Por otro lado, el grave contexto en el que se ejerce el periodismo en Nicaragua fue uno de los temas abordados el fin de semana por la SIP durante su reunión de medio año.

En un panel, en el que participaron los comunicadores Douglas Carcache, subdirector de El Nuevo Diario; Carlos Fernando Chamorro, de Confidencial; y Cristiana Chamorro, directora ejecutiva de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, enumeraron las distintas violaciones que se han cometido contra la libertad de prensa en el país, entre las que destacaron: agresiones físicas, criminalización del ejercicio periodístico, el asesinato de un periodista, exilio, retención de materiales y la censura impuesta de facto.

Al menos 70 periodistas se han exiliado de Nicaragua desde que estalló la crisis, en abril del año pasado, según reportes de organizaciones.

Carlos Fernando Chamorro, periodista y director de Confidencial. EFE/END

Carcache, quien fungió como moderador del panel, realizó una contextualización de lo que ha ocurrido en Nicaragua en los últimos meses, mencionando los ataques y la censura contra los medios de comunicación, así como el asesinato de Ángel Gahona y el encarcelamiento de Miguel Mora y Lucía Pineda.

El panel “La Nicaragua de Daniel Ortega: un régimen represivo” se realizó en la tercera jornada de la reunión de medio año de la SIP.

Con respecto al diálogo, el subdirector de El Nuevo Diario expresó que en esa instancia se deben sentar las bases para garantizar justicia para las víctimas de la represión.

Los comunicadores analizaron el proceso de negociación que se desarrolla entre la Alianza Cívica y el Gobierno de Nicaragua, que busca una salida pacífica a la crisis sociopolítica del país.

Plantearon que se debe mantener la presión al Gobierno desde el exterior y a lo interno del país.

Carlos Fernando Chamorro señaló que el acuerdo alcanzado el viernes pasado entre el Gobierno y la oposición para la liberación de manifestantes presos y el respeto a los derechos constitucionales de la ciudadanía debe tener un protocolo especial para su implementación, además de designarse garantes internaciones que aseguren el cumplimiento de lo suscrito.

Mil agresiones a medios y periodistas

Cristiana Chamorro, directora ejecutiva de la Fundación Violeta Barrios, denunció que desde abril pasado, cuando estalló la crisis política en Nicaragua, esa organización ha logrado documentar más de mil ataques contra el periodismo.

“Desde la Fundación Violeta Chamorro llevamos 20 años trabajando por la consolidación por la libertad de prensa y el apoyo al periodismo independiente y en estos meses de crisis hemos registrado 1,049 distintas agresiones a la libertad de expresión de todo tipo”, señaló Cristiana Chamorro.

Cristiana Chamorro, directora ejecutiva de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. EFE/END

La fuente también destacó que producto de ese acoso gubernamental y policial, al menos 70 periodistas han tenido que exiliarse, muchas de ellas son mujeres.

“En marzo, que es el mes de la mujer y del periodismo en Nicaragua, en la Fundación hicimos una investigación de cómo estaba la situación de nuestras periodistas exiliadas, queríamos saber qué fue lo que les pasó y encontramos que a casi todas, primero las amenazaron de muerte, pero no solo eso, sino que también les dijeron que serían violadas ellas y sus hijas, y no solo que las iban a violar, sino los detalles de cómo”, denunció Chamorro.

Criminalización de la profesión

Carlos Fernando Chamorro, director del portal electrónico Confidencial, cuyas instalaciones fueron allanadas y ocupadas en diciembre pasado por la Policía Nacional, afirmó que aunque en años anteriores el Gobierno había demostrado cierta “tolerancia” con la prensa crítica, con el estallido de la crisis ese tipo de periodismo se volvió un “enemigo incómodo”, deviniendo en el peor momento para el periodismo del país.

“Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau están detenidos, su medio de comunicación está fuera del aire, para mí esa es una situación extrema. Solo puede ser peor el asesinato de Ángel Gahona, entonces desde mi perspectiva, la medida de la libertad de prensa en Nicaragua hoy, en primer lugar, pasa por la liberación de Miguel y Lucía y la anulación de ese juicio político”, exigió Carlos Fernando Chamorro.

Mora y Pineda Ubau fueron capturados el 21 de diciembre de 2018, cuando el canal 100% Noticias fue allanado por la policía. El Ministerio Público les ha abierto una causa, acusándolos de “proposición, provocación y conspiración para promover actos de terrorismo”.

Carcache explicó que los acuerdos en materia de garantías a los derechos ciudadanos, alcanzados el viernes entre el Gobierno y la opositora Alianza Cívica fueron violentados por las autoridades policiales el sábado en Managua, al haber apresado a unos 10 ciudadanos y tres personas fueron heridas de bala por un militante del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Un informe de la SIP, referido a la situación de la prensa en América y que fue divulgado el sábado, señala que en Nicaragua “la situación política, social y económica se ha deteriorado y la libertad de prensa y la situación de muchos periodistas es crítica”.