•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) informó este domingo que está solicitando una reunión urgente con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia “para evaluar la situación de las negociaciones”, pues es evidente que el Gobierno ha  violentado los acuerdos que firmó en la mesa de negociación, al atacar a manifestantes pacíficos la tarde del pasado sábado en la convocatoria “Sentada nacional”.

La UNAB hizo hincapié en que es urgente el establecimiento de medidas que en el corto plazo conduzcan  “a la realización de cambios profundos en la Policía Nacional, en la Fiscalía y el Poder Judicial, elecciones adelantadas, reformas electorales, respeto irrestricto de las libertades de movilización, expresión y organización”.

Además, los miembros del Consejo Político de la Unidad, Guillermo Incer, Ivania Martínez, Yerri Estrada y Jesús Téfel, en conferencia de prensa, llamaron a la población nicaragüense a sumarse el próximo 2 de abril a “piquetes exprés” de 6:00 a 7:00 p.m., “tomando todas las medidas de seguridad”.

Asimismo, la UNAB convocó para el próximo miércoles  a otro “pitazo nacional por la libertad de todos los presos y presas políticas”. 

Las acciones, según los miembros del Consejo Político de la Unidad Nacional, deben ser rápidas, para evitar agresiones e invitan a la población a sumarse a las acciones en grupos de confianza que les permitan tener “más personas con las que se puedan cuidar ante las nuevas modalidades de represión que se están implementando contra los manifestantes”.

Los registros de la Unidad señalan que durante la manifestación “Sentada nacional” hubo 3 heridos de bala, 11 ciudadanos detenidos que ya fueron puestos en libertad, heridos leves, agresiones directas a periodistas y personas asediadas en distintos puntos del país. 

Permiso para marchar 

La Unidad adelantó que están evaluando realizar una marcha el próximo fin de semana, para lo cual notificarán a la policía por el tema del tránsito vehicular, ya que están claros que las facultades de la institución no está el prohibir una marcha cívica y pacífica.

“Vamos a notificar a la Policía Nacional para que después no haya excusa, otra vez, por parte del Gobierno, que por un ‘procedimiento’ se niegue el permiso, así que como Unidad vamos a cumplir con ese procedimiento para que quede una vez más en evidencia que el que no tiene voluntad de cumplir es el Gobierno y no el pueblo. El año pasado no nos dieron el supuesto permiso por cuestiones políticas y ahora hay un acuerdo firmado y vamos a ver, nuevamente, si tienen la voluntad y hasta dónde es capaz de llegar el Gobierno de Nicaragua”, aseguró Guillermo Incer.

Plantón en Metrocentro en demanda por la libertad de los manifestantes presos. Archivo/END

Por  otro lado, los miembros de la Unidad recalcaron que insistirán ante la Alianza Cívica, la urgencia de que en el país estén organismos defensores de derechos humanos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  y el Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni).

Los representantes de la Unidad también solicitaron en su comunicación, al Consejo Permanente de la OEA, al Estado Vaticano y a la comunidad internacional “reevaluar con urgencia el estado de las situación de nuestro país y actuar con prontitud, tomando notas de los informas de la CIDH, GIEI.