•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia envió este lunes una carta dirigida al nuncio apostólico, Waldemar Stanislaw Sommertag, y al delegado de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, para expresar su preocupación por la represión contra manifestantes ocurridas este fin de semana y las violaciones a los acuerdos firmados el pasado 29 de marzo.

El Nuevo Diario comparte íntegra la carta enviada a la OEA y al nuncio.

En los hechos del sábado la Policía arremetió contra manifestantes y un simpatizante del gobierno disparó contra las personas que participaban en la protestas, dejando como resultado al menos 11 detenidos, 3 personas golpeadas y 4 heridos de bala, incluyendo al civil armado. 

La violencia estatal ocurrió en menos de 24 horas después de que el Gobierno había firmado un compromiso con la Alianza, de respetar la Constitución de Nicaragua en lo referido a las libertades públicas, libertad de expresión y manifestación pacífica.

La Alianza Cívica y el Gobierno mantienen una mesa de negociación desde el pasado 27 de febrero.