•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), explicó este lunes que de acuerdo con las leyes de Nicaragua, el Estado debería de abrir un juicio contra German Félix Dávila Blanco, el hombre que disparó contra un grupo de personas que protestaban el pasado sábado en las inmediaciones del centro Comercial Metrocentro.

Julio Montenegro, abogado de la CPDH, explicó que el pistolero podría ser procesado por homicidio frustrado, ya que el Código Procesal Penal (CPP) penaliza este tipo de acciones violentas.

Según Montenegro, los hechos ocurridos el sábado en los que se vio involucrado Dávila Blanco son tipificados como homicidio frustrado, debido a que dejó tres personas heridas de bala, por lo tanto las autoridades deben deslindar responsabilidades y el Ministerio Público hacer la acusación correspondiente.

Hasta el momento policía de Nicaragua es la única institución del Estado que se ha referido a estos hechos, sin embargo la versión policial es rechazada por los nicaragüenses debido a que ponen al pistolero como “víctima” y omiten el hecho de que disparó contra un grupo de personas que protestaba.

Según un comunicado emitido por la Policía, el tiroteo fue ejecutado por personas que protestaban contra el Gobierno, sin embargo, en un vídeo y varias fotografías se observa a Dávila Blanco disparando contra la multitud.

Pistolero que disparó contra manifestantes en Metrocentro / Yamil Vásquez

De acuerdo con los datos divulgados por la Policía de Nicaragua, el hombre, Dávila Blanco, no estuvo involucrado en el tiroteo, pero las imágenes contradicen esta versión.

A Dávila Blanco, quien al momento de ser detenido portaba un carnet de militante del partido de Gobierno, se le observa realizando disparos horizontales con un revólver, hasta que un joven salta sobre él para quitarle el arma, que continúa detonando luego de ser derribado.

 "En el caso de las personas que se enfrentaron contra el pistolero, lo hicieron con las manos vacías y en legítima defensa contra un hombre armado", comentó el doctor Montenegro, quien destacó que las personas actuaron no solo en defensa de su vida, sino también resguardaron la vida del resto de los ciudadanos que estaban en el lugar.

"Si una persona pudiendo detener al pistolero no lo hubiera hecho, eso se denomina omisión, y también es penalizado por la ley", explicó Montenegro.

De acuerdo con la CPDH, las personas que resultaron heridas por los disparos pueden interponer una denuncia contra el pistolero, quien de acuerdo con el Código Penal podría ser acusado por exposición de personas al peligro, tenencia ilegal de armas (en el caso que no presente documentos del arma con la que disparó).