•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Verónica Nieto, abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), denunció que es vigilada por un secretario político del partido de Gobierno, quien ofrece a la gente de la zona de Ciudad Sandino, donde ella habita, bolsas de comida a cambio de que le entreguen información sobre ella.

La abogada interpuso la semana pasada una denuncia contra el Complejo Penitenciario Jorge Navarro, La Modelo, por tortura contra los prisioneros.

La abogada agradeció a sus vecinos por rechazar la propuesta de dar información personal y consideró deplorables los métodos utilizados por el Gobierno, con el objetivo de intimidarla.

Julio Montenegro, director del área de defensoría de la CPDH, indicó que las acciones contra la abogada Nieto se dan propiamente después que ella, como parte de sus labores en defensa de los derechos humanos, interpuso la denuncia para que el Ministerio Público investigue los supuestos casos de torturas denunciados por los reos.

Los denunciantes

Entre los casos están la golpiza, humillación y tortura contra Francisco Sequeira, Isaac Jarquín y Frederick Eliseo Castillo Huete, encarcelados por protestar contra el Gobierno. 

Nieto, en calidad de defensora de Jefferson Barbosa, vio afectada su actividad en los juzgados, porque no se le permitió hacerse presente en la audiencia de su defendido, cuyo proceso está a cargo de Edgard Altamirano, juez Noveno de Distrito de Juicio de Managua.

Si bien, Nieto admitió que no portaba el carnet de abogada, señaló que  la presentación es puro formalismo y regularmente es innecesario, ya que en primer lugar ella tiene más de una década ejerciendo su labor, primero como fiscal y ahora como defensora, y frente al juez está nombrada como la defensora de Barbosa.

“Sin embargo, este lunes la autoridad judicial le dijo que no iba a intervenir en audiencia, con lo cual se le quita al procesado el derecho a ser representado por su abogada defensora”, dijo Montenegro.