• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El gobierno han mantenido bloquedo el avance de las negociaciones con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia porque se resiste a aceptar que representantes de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se conviertan en garantes de los acuerdos firmados por las partes.

Pero, ¿Por qué el Gobierno no quiere aceptar a estos organismos como garantes de los acuerdos?

Carlos Tünnermann, del equipo negociador de la Alianza Cívica, tiene una explicación que sirve, a su juicio, como una respuesta a esta interrogante.

“Estos organismos han presentado informes sobre la situación de Nicaragua que han tenido difusión internacional y han sido muy claros al señalar que aquí hubo una rebelión cívica, reprimida brutalmente por las autoridades”, sostuvo Tünnermann.

“Los informes dicen que aquí se han cometido delitos de torturas que son delitos de lesa humanidad, en consecuencia pueda ser que ese sea el punto por el cual el gobierno se resiste a aceptarlos”, enfatizó el jurista.

En su lugar, el gobierno propuso que sea la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PPDH), una institución estatal, la garante de los acuerdos referidos a las garantías y derechos de los ciudadanos, pero la Alianza Cívica no acepta esto.

En ese sentido, Tünnermann explica la razón por la cual la Alianza Cívica no da curso a este planteamiento gubernamental.

“La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, a nivel nacional, es la que podría ser garante nacional según las funciones que le corresponden, pero este organismo ha sido inoperante, aquí ha habido cantidad de violaciones a los derechos humanos y ese organismo no ha investigado ninguna violación a los derechos, en consecuencia, este organismo no puede ser garante de estos acuerdos”, explicó Tünnermann.

Sostuvo que “a pesar de que el Estado debería ser constitucionalmente el garante, en la práctica no es una garantía porque incumplió los acuerdos del viernes pasado antes de 24 horas de haberse firmado. Por eso es vital tener a la CIDH o la Oacnudh, para el cumplimiento de los acuerdos”.

“Decir que el garante será el gobierno o la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, es algo que no nos satisface, eso no va a garantizar el cumplimiento de los acuerdos”, considera Tünnermnann.

Finalmente reiteró si el gobierno acepta que venga organismos internacionales, la Alianza Cívica está dispuesta a trabajar el tiempo que sea necesario para lograr un acuerdo definitivo con el gobierno.