• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Al menos 17 menores de edad han quedado huérfanos en Nicaragua a causa de los femicidios ocurridos en el primer trimestre de este año, que han cobrado la vida de 16 mujeres, según datos del Observatorio por la Vida de las Mujeres.

La información brindada por este observatorio indica que de las 16 mujeres que fueron asesinadas, dos eran adolescentes de 15 años; cinco de las víctimas tenían entre 18 y 30 años y otras nueve eran mujeres de entre 30 y 60 años.

Griselda Hernández Suazo, de 35 años, fue la primera víctima de estos actos de violencia extrema, tras recibir cinco disparos a manos de su cónyuge, Róger Briones Cruz, de 40 años.

El hecho ocurrió el pasado 1 de enero en el municipio de Matiguás, Matagalpa, departamento de mayor incidencia en los crímenes de femicidio, seguido por Jinotega, las regiones del Caribe nicaragüense, Managua y Rivas.

Uno de los crímenes registrados por el observatorio sucedió en Desamparados, Costa Rica, pero de igual forma, lo contabilizan por tratarse de una nicaragüense que en múltiples ocasiones ya había interpuesto denuncia en contra de su pareja sentimental, quien se convirtió en el autor del hecho.

Gema Manzanares, del Observatorio por la Vida de las Mujeres, expresó que este año por primera vez se están sumando a las iniciativas de movimientos feministas que históricamente han querido visibilizar el problema en el país.

“Formalmente nos estamos dedicando, a partir de este año, a algo que históricamente han hecho otras organizaciones. Además de estadísticas de femicidio, registramos casos de violencia sexual”, destacó.

Manzanares, quien es periodista de profesión, cree que desde los medios de comunicación es importante evitar ser “amarillistas”, al momento de ofrecer una publicación sobre este tipo de violencia.

Pareja entre agresores

La mayoría de los agresores fueron los mismos compañeros sentimentales de las víctimas o la expareja de las mujeres o conocidos de la familia, confirma el Observatorio por la Vida de las Mujeres.

En su mayoría, perpetraron el crimen con armas de fuego, pero en otros casos llevaron a cabo su delito con armas blancas, un objeto contundente o con sus propias manos, al estrangular a su víctima.

En algunos casos fueron personas desconocidas las que cometieron estos horrendos crímenes.

Cinco de los autores de estos crímenes, según información recabada por el observatorio, se encuentran prófugos de la justicia.

Entre enero y marzo de este año, el Observatorio por la Vida de las Mujeres detalla que 16 mujeres fueron víctimas de femicidio frustrado.

Algunas de estas mujeres fueron atacadas a machetazos, otras con un arma blanca y una de ellas fue herida con un arma de fuego.

Violencia sexual

En los primeros tres meses del año, el Observatorio por la Vida de las Mujeres también registra el caso de 24 mujeres que fueron víctimas de violencia sexual, principalmente en Managua, Granada, Rivas, Estelí, Matagalpa y el Caribe Sur.

Un total de 13 casos fueron violaciones, también se registraron seis abusos sexuales, dos delitos bajo la figura de acoso sexual, un estupro, un delito por exhibicionismo, que es quien muestra sus genitales en público y un caso por explotación sexual.

Niñas de entre 3 y 11 años; adolescentes de entre 13 y 16 años, y una joven de 20 años, constituyen el núcleo de las víctimas en los delitos por violencia sexual reportados hasta el mes de marzo por este observatorio.

La mayoría de los agresores eran desconocidos, sin embargo, en el hogar, el progenitor, el padrastro o el tío fueron acusados de cometer delitos sexuales.