•  |
  •  |
  • END

Mientras la Policía Nacional se mostró hermética en cuanto a los resultados del asalto ocurrido la mañana del viernes a la empresa Petronic, el general del Ejército de Nicaragua, Omar Halleslevens, declaró su preocupación por los atracos, ya que es evidente el nivel de organización, aunque asegura que aún no nos comparamos con otros países centroamericanos.

Halleslevens recordó que en los asaltos a Tropigás, a Ultraval y el más reciente a Petronic, puede tratarse de las mismas personas, pero que tiene la plena convicción que la Policía Nacional va a dar con los malhechores.

“Son personas que ejercen con un nivel de organización diferente a lo que puede ser la delincuencia común, el que te roba una cadena o un celular”, comentó el general a un medio televisivo.

Asimismo, dijo que el hecho que hayan ocurrido estos delitos no quiere decir que estemos a la altura de Guatemala, El Salvador o de Honduras.

Niveles controlables

“Los nicaragüenses debemos de estar preocupados constantemente por el accionar de los delincuentes, cualquiera que sea, desde el menor que le arrebata una cadena o un celular, o del que trama un asalto de mayor cuantía o envergadura, del que trata de secuestrar en el campo a un productor, o el que intercepta un vehículo para asaltarlo”, añadió.

Por otro lado afirmó que aún estamos en niveles controlables, ya que está convencido que la Policía Nacional está realizando su trabajo para capturar a los delincuentes involucrados.

Por su parte, la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, informó vía telefónica que las investigaciones continúan y en su momento darán a conocer los resultados.

El viernes por la mañana al menos siete sujetos vestidos como agentes de las tropas especiales de la Policía Nacional, y encapuchados con pasamontañas, se tomaron las instalaciones de Petronic, ubicadas en el barrio “Julio Buitrago”, para llevarse un botín de aproximadamente un millón de córdoba.

Estaban pagando

La Policía señaló en un comunicado de prensa la tarde del viernes que el dinero estaba destinado al pago de los trabajadores. Ayer por la mañana varios empleados de Petronic estaban retirando su pago sin ningún problema.

De acuerdo con la versión oficial emitida por la Policía, al menos siete sujetos a bordo de dos camionetas Toyota Hilux, gris y negra, irrumpieron en las oficinas de Petronic, haciendo uso de sus armas de fuego, intimidaron y neutralizaron a los guardas de seguridad, logrando ingresar al área de caja, donde sustrajeron el millonario botín; hubo intercambio de disparos entre funcionarios de la empresa y delincuentes.

La camioneta negra utilizada por la banda fue encontrada abandonada en el sector de la Aceitera Corona, tenía dos impactos de bala, uno en el vidrio delantero y el otro en el vidrio delantero lateral izquierdo, del lado del conductor.

En su comunicado, la Policía Nacional confirmó que “en la inspección preliminar realizada a este vehículo, se encontraron manchas de tipo hemáticas (sangre) en el interior”.

Asimismo, en el informe preliminar se indica que durante el intercambio de disparos ocurrido entre funcionarios de Petronic y los asaltantes, se presume que “uno de los delincuentes haya resultado lesionado”.

Varias placas

La camioneta abandonada presentaba inconsistencia con las placas, la calcomanía pegada en el vidrio delantero tenía registro de Carazo, CZ 6075; en cambio la placa delantera, de Chontales: CT 6078. Según fuentes extraoficiales, esta camioneta está reportada como robada.

Una fuente extraoficial reveló a EL NUEVO DIARIO que los delincuentes llegaron al sector de la compañía Aceitera Corona a bordo de las camionetas a alta velocidad.

Los sospechosos que viajaban a bordo de la camioneta negra abordaron un microbús blanco, Toyota Hiace, el cual tenía varios minutos de estar aparcado en el lugar.

En la inspección realizada por la Policía se encontraron varios casquillos de bala, presuntamente de fusil AK-47 y otra arma de calibre pequeño.