• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Este miércoles 3 de abril se vence el segundo plazo para que la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) y el Gobierno logren un acuerdo para superar la crisis sociopolítica de Nicaragua, pero la negociación sigue lenta, porque el Gobierno mantiene la posición de no aceptar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) como garantes internacionales de lo acordado.

“No se ha podido lograr ningún acuerdo. Intentaremos mañana (miércoles) hacer los últimos esfuerzos para que el Gobierno reconsidere y tome una posición sobre las propuestas que se le han hecho que van en la línea de darle credibilidad al diálogo”, expresó José Pallais, del equipo negociador de la ACJD.

“Vamos a seguir haciendo el esfuerzo mañana (hoy) que es cuando vence el plazo que nos habíamos establecido. Si no hay acuerdo y no hay expresiones de cumplimiento de parte del Gobierno, entonces valoraremos qué sentido tiene seguir intentando lograr un acuerdo”, agregó Pallais al salir de la sede de las negociaciones, entrando la noche en Managua.

Las tarde de este martes, oficiales de la Policía Nacional se desplazaron en el interior de los centros comerciales Metrocentro y Galerías Santo Domingo, en Managua, lo que fue interpretado por los integrantes de la Alianza como una violación más a los acuerdos firmados con el Gobierno sobre las garantías y derechos ciudadanos que se divulgó el viernes pasado.

“Es conveniente que se respeten los acuerdos y definitivamente esa acción policial irrespeta los acuerdos, el Gobierno da más de lo mismo, a los centros comerciales nadie ha querido ir a robar o asaltar, no es correcto lo de la policía. Hemos visto la violencia policial y lo que siguen haciendo es para intimidar a los ciudadanos”, señaló Pallais.

Azahalea Solís, de la ACJD, dijo que la actuación de la policía este martes en los centros comerciales “es una violación a los acuerdos, estamos hablando de que se trata de centros privados en que la gente puede andar libremente; sin embargo, ahí la policía estuvo presente en Metrocentro”.

Los miembros de la Alianza Cívica al presentarse a las negociaciones de este martes. Jorge Ortega/END

“Seguramente el Gobierno no quiere que haya protestas cívicas, desde muy temprano diversas personas alertaron que no había que ir a Metrocentro y hubo expresiones de protesta en otros lugares”, añadió Solís.

Buscan solución

José Pallais no descarta que la representación del Gobierno en la mesa de diálogo desista de continuar las negociaciones y que se disponga a buscar otros interlocutores, ante la insistencia de la Alianza Cívica de exigir la presencia de organismos internacionales como garantes.

“Esa es una posibilidad, que ellos tendrían de buscar algún grupo complaciente que se siente con ellos para llegar a acuerdos que no signifiquen cambios, sino para que todo siga igual, para que la represión continúe”, señaló.

Agregó que si el Gobierno toma esa decisión “lógicamente nada de eso va a funcionar, la crisis es profunda, de deterioro económico por la falta de una solución aprobada por los nicaragüenses. Se necesita un diálogo que resuelva la crisis, que traiga cambios positivos para el país”, enfatizó Pallais.

No obstante, el canciller Denis Moncada, quien encabeza la delegación gubernamental en la mesa de negociación, dijo que el Gobierno no abandonará las conversaciones.

“El Gobierno no se va a retirar de las conversaciones”, enfatizó Moncada, sin referirse al tema de los garantes internacionales y al de las elecciones adelantadas.

Pallais insistió en que “lo importante es que el diálogo solucione los problemas, sino estaremos en una situación como la de Venezuela. Si vemos voluntad de cumplir acuerdos y solucionar los problemas y se habla del adelanto de las elecciones, la Alianza seguirá con esta responsabilidad de dialogar para cambiar el país”.

Ataque paramilitar

José Pallais denunció un ataque de “paramilitares” a una familia leonesa en la medianoche de este lunes.

“Se nos informó que anoche (lunes) en León hubo un ataque a la familia Alonso. Se nos ha denunciado el ataque de 40 paramilitares contra una familia, a medianoche, disparando e hiriendo a una niña… Este tipo de acciones son las que motivan pedir con urgencia a organismos internacionales como garantes del acuerdo sobre garantías y derechos ciudadanos”, expresó.

Listas de presos

El Comité Internacional de la Cruz Roja ha conciliado un listado con los nombres de más de 200 manifestantes presos, informó este martes el jurista Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica que participa en la mesa de diálogo.

El Comité Internacional de la Cruz Roja tiene previsto entregar este miércoles la lista consolidada de los manifestantes encarcelados durante las protestas ocurridas desde abril del año pasado, aseguró Tünnermann.

“La salida de los presos políticos nos interesa a todos los nicaragüenses, incluso que salgan antes de los 90 días acordados, porque la Cruz Roja Internacional este miércoles entrega la conciliación de las listas, de manera que ya el Gobierno estará preparado para comenzar un proceso de liberación”, consideró Tünnermann.

Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica que participa en la mesa de diálogo. Óscar Sánchez/END

La semana pasada, los representantes de la Alianza y los delegados del Gobierno de Nicaragua acordaron la liberación de los manifestantes encarcelados en un plazo máximo de 90 días, a partir del 20 de marzo.

José Pallais, miembro del equipo negociador de la Alianza, considera que “sería un buen gesto del Gobierno”, que a partir de este miércoles empezara la liberación de más personas encarceladas.

Los representantes de la Alianza Cívica dijeron que se mantendrán hoy en la mesa de conversaciones del Incae, insistiendo ante la representación del Gobierno en la “necesidad urgente” de nombrar a garantes internacionales.

El pegón

Sobre la negativa del Gobierno de aceptar la propuesta de la Alianza para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) sirvan de garantes internacionales en el diálogo, Tünnermann dijo que se debe a que “estos organismos han presentado informes sobre la situación de Nicaragua que ha tenido difusión internacional y han sido muy claros al señalar que aquí hubo una rebelión cívica, reprimida brutalmente por las autoridades”.

“Los informes dicen que aquí se han cometido delitos de tortura, que son delitos de lesa humanidad, en consecuencia pueda ser que ese sea el punto por el cual el Gobierno se resiste a aceptarlos”, enfatizó el jurista.

El Gobierno propuso que sea la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PPDH), una institución estatal, la garante de los acuerdos referidos a las garantías y derechos de los ciudadanos.

En ese sentido, Tünnermann explicó que “la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos podría ser garante nacional, según las funciones que le corresponden, pero este organismo ha sido inoperante”.

Sostuvo que “a pesar de que el Estado debería ser constitucionalmente el garante, en la práctica no es una garantía porque incumplió los acuerdos del viernes pasado antes de 24 horas de haberse firmado. Por eso es vital tener a la CIDH o la Oacnudh para el cumplimiento de los acuerdos”.

Aseguró que si el Gobierno acepta que vengan organismos internacionales, la Alianza Cívica está dispuesta a trabajar el tiempo que sea necesario para lograr un acuerdo definitivo.