•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los infartos agudos al miocardio causaron la muerte de 2,825 nicaragüenses en 2018, lo que equivale a siete casos por día en promedio, y es la mayor causa de fallecimientos en ese período, revela el Mapa de Padecimientos publicado por el Ministerio de Salud (Minsa).

El informe indica que los infartos causaron más muertes que los tumores malignos, la diabetes, las enfermedades renales y los accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, la cantidad de fallecidos disminuyó en 207 personas, con relación al año 2017.

Las cinco enfermedades mencionadas causaron en su totalidad 10,803 muertes en 2018, reveló el Minsa.

El cardiólogo José Daniel Meneses explicó a El Nuevo Diario que a nivel mundial las enfermedades cardiovasculares representan aproximadamente el 40% de la morbilidad entre adultos a nivel mundial.

“Cuando hablamos de enfermedades cardiovasculares nos referimos a la hipertensión arterial, al infarto de miocardio y otras variantes que tienden a la muerte súbita cardíaca, a la insuficiencia cardíaca y también a la enfermedad cerebrovascular. Todas ellas en su conjunto representan aproximadamente el 40% de la mortalidad en los adultos”, explicó Meneses.

El especialista explicó que factores de riesgo como el tabaquismo, sobrepeso, colesterol elevado, la vida sedentaria, el consumo excesivo de carne roja y el estrés, inciden directamente en la población para padecer enfermedades cardíacas.

“Se ha establecido a través de la Organización Mundial de la Salud que la intervención a tiempo con campañas que ayuden a sensibilizar a la población, se consigue una reducción significativa de ese riesgo. Estas campañas se concentran en aumentar la actividad física, disminuir el consumo de grasas no saludables y control de la presión arterial”, señaló Meneses.

Otras enfermedades

El Mapa de Padecimientos indica que en 2018 hubo un total de 22,890 decesos a nivel nacional y una reducción de 5.8% en comparación al año previo, cuando fallecieron 24,300 personas.

Las estadísticas oficiales indican que los tumores malignos cobraron la vida de 2,726 personas, una ligera disminución de 147 personas en comparación con las muertes registradas el año previo.

Las muertes por diabetes aumentaron al registrarse 2,275 defunciones, 89 más que las registradas a nivel nacional en 2017.

En el caso de las enfermedades renales crónicas, ocurrieron 1,583 muertes, y otras 1,394 personas murieron a causa de accidentes cerebrovasculares; una disminución de 53 y 5 víctimas menos, respectivamente.

En la información oficial no se precisa el rango de edad de las personas fallecidas el año pasado.

Otros padecimientos que le siguieron a las cinco enfermedades principales son: hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumonía, enfermedad alcohólica del hígado, fibrosis y cirrosis del hígado, enfermedad isquémica crónica del corazón, dificultad respiratoria del recién nacido, suicidios y muertes violentas, como son los accidentes vehiculares y las generadas por armas de fuego y armas cortantes.

En el caso de los accidentes de tránsito se registraron un total de 647 muertes por esta causa en 2018.