•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Informe Anual 2018 del Banco Central de Nicaragua (BCN), publicado este lunes, revela que el sector industrial tuvo números negativos (-US$19.2 millones) el año pasado.

Nicaragua recibió en el 2018 un total de US$359.2 millones en inversión extranjera directa neta (IED), mostrando una caída de 53.5% respecto al 2017, cuando al país entraron US$771.9 millones.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), dijo que en el 2019 la IED puede ser mucho menor, debido al impacto de la reforma fiscal.

Para el 2018, en el Programa Económico y Financiero (PEF) estaba contemplado que la IED neta llegara a US$975 millones, y se obtuvo US$615.8 millones menos que lo programado por el Gobierno. Archivo/END

“Muchas industrias regionales lo que están considerando es ir a poner su producción a otros países como Honduras y Costa Rica, porque no van a poder asumir ese 15% de impuesto al valor agregado (IVA), y solo dejar la distribución. Lo que viene a hacer es incrementar el desempleo, porque estás afectando a la producción”, afirmó.

Los costos

El economista José Vélez destacó que la industria es uno de los sectores más afectados por la reforma a la seguridad social, aprobada en febrero de este año.

“Se puede esperar una mayor reducción. Las inversiones que más fácil se trasladan son las de zona franca y esas empresas ya tienen un golpe con las reformas al INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social). Los costos son más bajos en otros países como Guatemala, Honduras o Ecuador”, explicó Vélez.

En el sector de “comunicación” también hubo menos inversión extranjera directa, ya que en 2017 el monto ascendió a US$147.7 millones, pero en el 2018 cerró con US$76.9 millones, es decir, 47.9% menos.

Para el 2018, en el Programa Económico y Financiero (PEF) estaba contemplado que la IED neta llegara a US$975 millones, y se obtuvo US$615.8 millones menos que lo programado por el Gobierno. Archivo/END

Solo el comercio, entre los sectores que destaca el BCN en su informe, experimentó un crecimiento en IED, al pasar de US$49.7 millones en 2017 a US$114.7 millones, en el 2018.

El resto de la IED, el BCN la aglutina en una categoría llamada “Otros sectores”, en la que reportó la recepción de US$186.8 millones.

La confianza

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) indicó que la inversión extranjera directa continuará afectada por la crisis de confianza que atraviesa el país, porque se trata de una variable de muy lenta recuperación cuando se dan caídas de confianza de los agentes económicos. 

“Mientras continúe la crisis política y socioeconómica no cambiarán las perspectivas para este pilar del crecimiento económico y, por el contrario, posiblemente empeorará con respecto a 2018 la incertidumbre actual para hacer negocios”, informó el organismo.

Sergio Maltez considera que hasta cuando se logre un acuerdo político claro, las pérdidas se pueden detener y trabajar para atraer nuevamente inversión. “Esto (la crisis) no ha terminado, porque no hay un acuerdo claro. Hasta que lleguemos a ese acuerdo podemos ver al futuro. Por lo menos en ese entonces se pueden detener las pérdidas y volver a atraer esa inversión. ¿Ahorita quién va a estar queriendo venir con todo este problema?”, dijo el representante de los industriales.

Para el 2018, en el Programa Económico y Financiero (PEF) estaba contemplado que la IED neta llegara a US$975 millones, y se obtuvo US$615.8 millones menos que lo programado por el Gobierno. Archivo/END

Funides explicó que a los factores internos de la economía se le suman el efecto de las sanciones internacionales al Gobierno, que restan el atractivo al país como destino de inversión.

Consecuencias

El centro de pensamiento explicó que “las consecuencias de la caída en la IED son, en primer lugar, menor entrada de divisas, lo cual limita la ganancia de reservas internacionales y adicionalmente afectaría las exportaciones, producción y empleo a futuro; buena parte de la IED que viene a Nicaragua es para actividades de exportación”.

Para el 2018, en el Programa Económico y Financiero (PEF) estaba contemplado que la IED neta llegara a US$975 millones, y se obtuvo US$615.8 millones menos que lo programado por el Gobierno.