• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo hoy que los plazos impuestos en el diálogo representan "un verdadero desafío" y pidió "buena voluntad" a los "factores externos" que "inciden en las negociaciones".

Ortega se refirió este miércoles a la crisis de Nicaragua y al diálogo al recibir la cartas credenciales de varios embajadores..

“Se han logrado acuerdos (en el diálogo), siempre una negociación es compleja y los plazos de esta negociación son un verdadero desafío, son plazos cortos”, declaró Ortega en un acto oficial.

Este miércoles vence el plazo que acordaron la Alianza Cívica y el gobienro para alcanzar acuerdos relativos a la liberación de manifestantes, elecciones adelantadas y otros temas claves en la crisis, que estalló en abril del año pasado.

La Alianza Cívica ha demandado al gobierno la liberación de los manifestantes (que calculan en 800), adelantar elecciones y respetar las garantías fundamentales, como la libre movilización, expresión y manifestación.

Sobre la liberación de los presos y respetar las garantías constitucionales, hay un acuerdo firmado desde el pasado viernes, pero hasta ahora no hay un cumplimiento, según han criticado algunos sectores.

Según Ortega, "se está logrando avanzar", pero agregó que hay grupos que no desean acuerdos, sin mencionar a ninguno.

“Lo intentamos una vez (el diálogo en 2018), se cortó. Lo estamos intentando nuevamente. Se está logrando avanzar, se están logrando acuerdos, pero están siempre las fuerzas que no quieren paz, que no quieren estabilidad para Nicaragua, siempre están esas fuerzas”, sostuvo Ortega.

La Policía y grupos civiles progobierno han atacado a ciudadanos que intentaron manifestarse pacíficamente en las últimas semanas; y el sábado último, un pistolero afín al gobierno disparó contra ciudadanos que protestaban cívicamente en el centro comercial Metrocentro.

Luego hizo referencia a los "factores externos" que inciden en Nicaragua, pidiéndoles "buena voluntad".

“Esperamos sí que exista una disposición, una voluntad… de los factores externos que siempre inciden en este tipo de negociaciones, donde hay factores externos que quieren realmente estabilidad, paz, democracia… y están aquellos que no quieren que eso suceda”, expresó Ortega.

El mandatario no precisó quiénes son esos "factores externos" a favor y en contra de un acuerdo en Nicaragua.

Mientras, el canciller de Nicaragua y negociador por el gobierno, Denis Moncada, ha dicho que no están dispuestos a aceptar el adelanto delas elecciones.

Este miércoles corren las últimas horas para que la Alianza Cívica y el gobierno alcancen un acuerdo, según lo acordaron desde la semana pasada las partes negociadoras.