• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Varias casas donde habitan manifestantes que fueron excarcelados amanecieron este miércoles marcadas con pintas en Diriamba, lo que refleja el nivel de “represión y hostigamiento” de la que son víctimas, denunció Karla Sequeira, directora de Asesoría Legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos.

“Te estamos esperando”, “Plomo”, “Aquí vive un golpista”, son parte de las leyendas que simpatizantes del partido de gobierno pintaron en algunas casas donde habitan personas que fueron recientemente excarceladas en el contexto del diálogo, a partir del 27 de febrero.

Una de las casas que amaneció con esas manchas en la ciudad de Diriamba, según la abogada de la CPDH, es la de Eddy Gertrudis González Padilla, quien fue excarcelado el pasado 15 de marzo cuando se oficializó la salida de al menos 50 manifestantes detenidos.

Según datos del Comité Pro Liberación de Presos, González Padilla fue detenido el pasado 7 de octubre de 2018, y fue el mes pasado que fue enviado a su casa tras permanecer 5 meses en el penal.

La casa del manifestante amaneció con una leyenda en la que se lee: “Plomo”, “FSLN”, “Te estamos esperando Gertrudis”.

“Realmente, el asedio y la persecución que están viviendo las personas excarceladas desde el 27 de febrero al 15 de marzo es con mayor zozobra, con mayor temor, porque también están involucrando a los familiares. Es una amenaza también para las personas que conviven con ellos, el asedio, el temor y la persecución que estas personas tienen obviamente no ha cesado”, dijo Sequeira.

González Padilla actualmente está en la etapa de un proceso en el que la Fiscalía le atribuye cargos por terrorismo, daño agravado, robo agravado, portación ilegal de armas, entorpecimiento del servicio público (transporte), tentativa de homicidio y facilitación para evasión y quebrantamiento de condena.

Habitantes responden con pintas

En una de las casas, los habitantes respondieron de igual manera con pintas en la pared en la que señalan: “Si Dios con nosotros, quién contra nosotros”, “Mi casa está cubierta con la sangre de Cristo” y “El único que vive es Cristo”.

“Lo mismo es que ellos estén en prisión, dentro de las galerías de la 16 y 17, que estén en sus casas de habitación, porque si salen en algún momento van a ser detenidos por miembros de la Policía Nacional o si no salen para nada, continúa un asedio constante por parte de la Juventud Sandinista”, enfatizó la abogada de la CPDH.

Manifestantes recapturados

De las denuncias y procesos judiciales que tiene a cargo la Comisión Permanente de Derechos Humanos contabilizan que al menos tres manifestantes han sido nuevamente recapturados por la Policía Nacional.

Entre estos casos figura el de Eyner José López Espinoza, quien estuvo en prisión por más de 60 horas, tras ser detenido la semana pasada en horas de la madrugada por más de 20 oficiales de la policía que llegaron a su casa en un barrio de Managua.

Asimismo, Bryan Stevens Alemán Olivas fue recapturado en Masaya cinco días después de haber sido excarcelado.

El joven que fue excarcelado en el grupo de los 50, actualmente enfrenta un nuevo proceso penal por el delito de homicidio en grado de tentativa.

Y el más reciente caso es el del manifestante Leo Navarrete Lumbí, quien enfrentaba un proceso judicial con una medida alterna a la prisión preventiva, pero que fue recapturado por tercera ocasión, este martes en los juzgados.