• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Bajo el temor de que la Policía Nacional una vez más reprima la movilización contra el Gobierno, la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) notificó a las autoridades que mantienen firme su decisión de marchar este sábado desde la rotonda Centroamérica hacia el monumento Alexis Argüello.

Mediante una carta que dos de sus miembros entregaron este jueves en las oficinas del edificio Faustino Ruiz, mejor conocido como Plaza El Sol, decidieron “notificar” a las autoridades su decisión en atención al “derecho legítimo” que les otorga la Constitución Política.

“Pedimos a la policía, como establece la ley, que garantice que va a haber protección y que no va a haber un uso desmedido de la fuerza, y que van a asegurar en todo momento no solo la integridad física de los participantes, sino también el respeto a la propiedad privada”, manifestó Guillermo Incer, miembro de la Unidad Nacional.

En la notificación, la Unidad Nacional Azul y Blanco reitera a las autoridades policiales que actúen bajo los principios del respeto a los “derechos humanos, de legalidad y de profesionalismo”.

“Estamos firmes a continuar, sin embargo, vamos a ser prudentes porque tampoco queremos exponer a nadie al peligro, vamos a tener un monitoreo constante durante y antes de la movilización, para valorar en todo momento (…) es una notificación”, insistió Incer.

La movilización ciudadana a la que están invitando los miembros de la Unidad Nacional está prevista que inicie a las 2:00 p.m. de este sábado.

El pasado 16 de marzo, la UNAB realizó una protesta que fue reprimida por la Policía Nacional, en la que resultaron detenidas al menos 160 personas, que fueron puestas en libertad por la noche, esa misma fecha.

El pasado 16 de marzo, la UNAB realizó una protesta que fue reprimida por la Policía Nacional, en la que resultaron detenidas al menos 160 personas, que fueron puestas en libertad por la noche, esa misma fecha. Óscar Sánchez/END

El fin de semana siguiente los piquetes exprés programados también fueron asediados por las autoridades policiales, sobretodo en el centro comercial Metrocentro, sin que se registraran mayores incidentes.

El sábado 30 de marzo durante la denominada “sentada”, que consistía en sentarse en grupos de 10 personas en cualquier lugar y cantar el tema “Nicaragua Nicaragüita”, en este mismo centro de compras se aglomeró un mayor número de gente y la manifestación fue reprimida, resultado al menos dos detenidos y varios heridos, producto de disparos hechos por un civil afín al Gobierno que se infiltró en la manifestación.

Cumplir compromisos

Violeta Granera, integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco, insistió en que la movilización programada para este sábado es parte de las jornadas de protestas que vienen realizando desde varias semanas.

La Unidad Nacional Azul y Blanco consideró esencial entrar a una nueva fase de la resistencia cívica, enfocada en los esfuerzos que se vienen haciendo a nivel internacional, el fortalecimiento a la movilización ciudadana en el marco de un plan amplio de desobediencia civil y desobediencia fiscal y la participación de los organismos internacionales como garantes del diálogo.