• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

De los 50 prisioneros que este viernes fueron enviados a sus casas bajo el régimen de convivencia familiar y otras medidas cautelares, sobresalen algunos nombres de manifestantes que tuvieron una participación destacada en las protestas iniciadas desde abril de 2018.

Entre los excarcelados se encuentra Fredrych Eliseo Castillo Huete, de Estelí, quien estuvo atrincherado durante el ataque armado a la iglesia Divina Misericordia.

También está Mariela Sotelo Rodríguez, de 41 años, originaria de Las Flores, de Masaya, quien llevaba más de 67 días en la cárcel sin ser llevada formalmente ante un juez, tras haber sido arrestada por policías y parapolicias encapuchados.

Otro que destaca entre los excarcelados de este viernes es Alexander del Socorro Pérez, un expolicia de Rivas, reconocido por haber participado en marchas antigubernamentales en esta ciudad, pero que lo acusaron de haber quemado las oficinas de la Caja Rural Nacional (Caruna) en Managua.

Fredrych Eliseo Castillo Huete, conocido como el "esteliano", es el segundo hermano de tres, de un matrimonio que lleva 25 años de casado.

Sus familiares relataron que "él había tomado el compromiso de estar en la lucha y por eso decidió quedarse atrincherado en la UNAN-Managua".

La noche del 13 de julio, durante un ataque armado a la universidad por parte de policías y grupos parapoliciales, los manifestantes tuvieron que correr a refugiarse a la iglesia Divina Misericordia, donde el ataque se prolongó hasta en horas de la madrugada.

Un equipo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), visitó a mediados de agosto del 2018, la iglesia Divina Misericordia, que fue blanco de ataque de policías y parapolicías enfrentados con manifestantes desarmados. Archivo/ END

Castillo logró realizar a través de Facebook videos en una trinchera de la UNAN-Managua que se volvieron virales. En ellos se dirigía a su mamá a quien le decía: "a mi mampa, a quien no la veo desde que salí de mi casa el 19 de abril, le digo que la amo".

Según relatos de testigos, a las 5 de la mañana, unos 10 hombres encapuchados procedieron a arrestar a varios de los que se habían refugiado en la iglesia, y entre ellos estaba Castillo Huete.

Los detenidos fueron trasladados a la estación 1 de la Policía, y de allí, Castillo Huete fue enviado a una celda de El Chipote.

El joven originario de Estelí luego estuvo en la cárcel Modelo, en la celda conocida como El Infiernillo, donde sus familiares también denunciaron que recibió maltrato.

EXPOLICÍA RIVENSE

Alexander del Socorro Pérez, otro de los que salió este viernes, fue dirigente de los manifestantes de Rivas. Este fue detenido el 4 de octubre y presentado el 26 del mismo mes por la Policía Nacional como una de las personas que el pasado 30 de mayo de 2018, dirigió y participó en la quema de las instalaciones de una sucursal de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional (Caruna), ubicada en Managua.

Alexander del Socorro Pérez, el ex policía de Rivas, acusado de quemar Caruna en Managua. Archivo/ END

La Policia Nacional había emitido un comunicado donde especificaba que el exoficial estaba al frente de tranques y que causó daños en perjuicio del Estado y la sociedad.

Pérez tiene 35 años de edad y aparte de haber sido policía, cuenta con una licenciatura en Derecho.

De acuerdo a la acusación policial, Pérez era acusado de incendio, asalto, posesión ilegal de armas de fuego, daños a la propiedad y exposición de personas al peligro, en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense.

Pérez, también conocido como Xander Montiel, fue detenido en horas del mediodía del 4 de octubre, cuando caminaba por el costado suroeste del mercado de Rivas.

MÁS DE 60 DÍAS SIN SER ACUSADA

Entre los excarcelados también figura Mariela Sotelo Rodríguez, de 41 años, quien fue detenida desde el 26 de enero pasado por policías y parapolicías encapuchados quienes la sacaron de su casa, en la comunidad Las Flores, Masaya, en presencia de su hija.

Según habían informado los habitantes de la comunidad, ella había participado en tranques antigubernamentales durante las protestas de 2018.

Sin embargo, desde el 26 de enero a la fecha, Sotelo nunca visitó la sala de un juez para ser enjuiciada.

Mariela Sotelo Rodríguez, permaneció casi 70 días detenida sin ser acusada formalmente ante un juez. Archivo/ END

La mujer de 41 años, después de ser sacada de su casa sin orden judicial de allanamiento, fue trasladada a Managua a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote, donde permaneció 23 días.

Luego, fue trasladada el 18 de febrero a la cárcel de mujeres La Esperanza, ubicada en la carretera Tipitapa-Masaya, junto a otras tres presas.

Una de las hermanas de Sotelo relató que cuando su hermana fue arrestada, la tarde del viernes 26 de enero de 2019, se hallaba en compañía de la menor de sus hijas, una niña de 10 años.

El Gobierno aún mantiene en prisión a más de 500 manifestantes según los organismos de derechos humanos y varios de los líderes de las protestas iniciadas en abril de 2018 se mantienen prisioneros.

CIDH CELEBRA EXCARCALACIONES

Tras conocerse la excarcelación de los 60 manifestantes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), saludó “los acuerdos del 20 y 27 de marzo para liberar a detenidos, en el contexto de los hechos surgidos a raíz de abril de 2018”.

“Esta comisión ya había tomado nota de la excarcelación de 154 personas y el anuncio este viernes de dar beneficio de convivencia familiar para otras 50 personas detenidas es una buena noticia”, agrega la CIDH en su cuenta de Twitter.