•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional informó este viernes que “no autoriza” la movilización que la Unidad Nacional Azul y Blanco convocó para este sábado, 6 de abril, a la 2:00 p.m., sobre la carretera a Masaya.

Mediante un comunicado, la Policía Nacional también acusó a los integrantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco de supuestamente haber estado “involucrada en las graves alteraciones al orden público ocurridas durante los últimos tres fines de semana en el Centro Comercial Metrocentro, en la ciudad de Managua, en los que resultaron personas heridas y afectadas las actividades de comercio y recreación”.

Esta es la segunda negativa policial a las manifestaciones convocadas por los miembros de la Unidad Nacional, aduciendo que “no tienen personalidad jurídica y no pueden adquirir derechos ni contraer obligaciones, en consecuencia, no tiene legitimidad de realizar concentraciones, manifestaciones o movilizaciones públicas”.

Los miembros de la Unidad, al conocer la noticia de la negativa policial, afirmaron que se reuniría para informar a la población sobre la continuidad de la convocatoria de marchar este sábado.

Yaritza Obando, líder estudiantil y parte de los miembros del Consejo Político de la Unidad Nacional, aseguró que la decisión de la Policía demuestra una vez más que no tienen disposición de cumplir con los acuerdos que se toman en la mesa de negociación que se realiza con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“La carta fue llevada a la Policía como lo piden los acuerdos que firmaron con la Alianza, no estamos incumpliendo ninguna norma y si ellos no lo aceptaron es porque están incumpliendo los acuerdos. Además, en los acuerdos también se dijo que cualquier organización, aunque no tenga personería jurídica, puede convocar a una marcha no solo las que tienen así que no es válido que utilicen esa excusa para negar la autorización”, explicó la líder estudiantil.

Además rechazó los señalamientos de cometer actos que generaran alteraciones al orden público, pues refiere que quienes agredieron fueron los mismos agentes de la Policía.

“Rechazamos totalmente estas acusaciones y sabemos que son herramientas que utilizan para desacreditar la organización de la sociedad civil, pero este Gobierno es totalmente ilegítimo y no nos puede acusar de absolutamente nada porque los que están acusados de crímenes de lesa humanidad son ellos, así que no tienen moral para acusar a nadie”, afirmó Obando.

La líder estudiantil finalizó reiterando que como organización seguirán buscando formas de expresarse porque “no nos vamos a detener en las manifestaciones ya que hay muchas formas de hacerlo sin tener que poner la vida en riesgo”.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia la semana pasada firmó un acuerdo con el Gobierno de Nicaragua, en el marco de las negociaciones que se vienen realizando desde el 27 de febrero, en el que la delegación gubernamental se compromete a restablecer los derechos, garantías y libertades; entre ellas, la libre movilización.

En los pasados tres sábados, la Unidad Nacional Azul y Blanco ha convocado a diversas manifestaciones.

El 16 de marzo hubo más de un centenar de personas arrestadas cuando intentaban marchar sobre la carretera a Masaya.

El pasado 30 de marzo, en Metrocentro, un pistolero vinculado al partido de gobierno (FSLN) entró e hirió al menos a tres personas, cuando se manifestaban en demanda de la liberación de los protestantes presos.

La Unidad Nacional Azul y Blanco también ha llamado a piquetes exprés y al pitazo nacional, como formas de protesta para demandar la liberación de los manifestantes.