•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El “desproporcionado despliegue” de las fuerzas de la Policía Nacional en las calles de la capital, es una “acción intimidatoria” contra aquellos que pretenden sumarse a las jornadas de protestas anunciadas para este sábado por la Unidad Nacional Azul y Blanco, denunció en un comunicado la Cámara Americana de Comercio de Nicaragua (AmCham).

“Con esta acción claramente intimidatoria, el gobierno pretende infundir temor en la ciudadanía para que esta no pueda de ninguna manera hacer uso de su derecho a la protesta”, dice parte del comunicado emitido por esta cámara empresarial la tarde de este sábado.

En varios sectores de Managua, es evidente la fuerte presencia de fuerzas de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional, principalmente desde la rotonda Jean Paul Genie hasta las inmediaciones del centro comercial Metrocentro.

AmCham, a través del comunicado denunció a nivel nacional e internacional la situación que se registra en Nicaragua este fin de semana.

Desde antes del mediodía, también fue evidente el desplazamiento de los policías en los centros comerciales de la capital.

AFECTA COMERCIO

Para este fin de semana, la Unidad Nacional Azul y Blanco había convocado a una marcha que saldría desde la rotonda Centroamérica hacia el monumento Alexis Argüello, sin embargo, después del comunicado emitido por la Policía Nacional, cambiaron a una jornada de “piquetes exprés”.

En sus comunicados, la Policía siempre enfatiza que “no permitirá ninguna actividad que altere el orden público, amenace o atente contra el derecho constitucional al trabajo, la libre movilización, la integridad física de las personas, familias y de los bienes públicos y privados”.

AmCham, señaló que el derecho a la protesta está claramente consignado en la Constitución Política de Nicaragua, las Leyes de la República, y forma parte de los acuerdos alcanzados para “fortalecer los derechos y garantías ciudadanas” firmados el 29 de marzo de este año en la mesa de negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“Esta actuación manifiestamente represiva está alterando el normal desarrollo de las actividades comerciales lo que afecta a nuestros socios y perjudica el clima de negocios en nuestro país”, advirtió AmCham.

CIDH SOBRE ACTOS DE “REPRESIÓN”

En un reciente comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), también expresó su grave preocupación por la persistencia de actos de represión en Nicaragua.

En su comunicado, la CIDH instó al Estado de Nicaragua a garantizar el derecho a la protesta y a la manifestación pública.

“En numerosas oportunidades la CIDH ha sostenido que la protesta social es una herramienta fundamental para la labor de defensa de los derechos humanos, y esencial para la expresión crítica política y social de las actividades de las autoridades.  Recordamos que en democracia, los Estados deben actuar sobre la base de la licitud de las protestas o manifestaciones públicas y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público”, agregó el organismo de derechos humanos.

Para este organismo internacional, en Nicaragua persisten particularmente las detenciones arbitrarias e ilegales, el impedimento de toda forma de manifestación o protesta social, la negativa al restablecimiento de la personería jurídica a organizaciones civiles, así como el recrudecimiento de la represión en contra de las personas privadas de libertad.

Durante la sesión extraordinaria celebrada este viernes en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, (OEA), las diferentes delegaciones diplomáticas criticaron la poca voluntad que tiene el Gobierno de Nicaragua, para alcanzar acuerdos en la mesa de diálogo.