•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nicaragüenses realizaron el sábado “piquetes exprés” en distintos puntos de Managua, pese al fuerte despliegue policial y a que las autoridades prohibieron una marcha convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco que harían en la carretera a Masaya.

Hasta al anochecer del sábado, no se reportaba ningún detenido ni enfrentamientos en los piquetes exprés.

Ciudad Jardín, Carretera Sur, Camino de Oriente, Multicentro Las Américas, Galerías Santo Domingo, las Delicias del Volga, entre otros lugares, fueron escenarios de protestas relámpago de manifestantes, quienes ondearon banderas azul y blanco, gritaron consignas contra el Gobierno, demandaron la libertad de los protestantes presos y cantaron el Himno Nacional.

En algunos lugares, como Linda Vista, el tráfico vehicular fue interrumpido por un minuto por los manifestantes que ondearon una bandera de Nicaragua gigante sobre la vía principal, mientras lanzaban consignas en favor de la liberación de los manifestantes presos y luego se retiraron.

Frente a una gasolinera ubicada en el kilómetro 7 de la carretera Sur también se realizó una manifestación relámpago. Un grupo de personas sacó una bandera y se puso en medio de la calle para detener el tráfico por minutos.

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco convocó a realizar “piquetes exprés” luego de que el viernes la Policía Nacional se pronunciara advirtiendo que no aprobaba la marcha que habían anunciado para este sábado, alegando que la organización carece de personería jurídica.

Mediante un comunicado, la Policía Nacional también acusó a los integrantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco de supuestamente haber estado “involucrada en las graves alteraciones al orden público ocurridas durante los últimos tres fines de semana pasados en el centro comercial Metrocentro, en la ciudad de Managua, en los que resultaron personas heridas y afectadas las actividades de comercio y recreación”.

AMCHAM REPUDIA INTIMIDACIÓN POLICIAL

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) expresó este sábado en un comunicado que el “desproporcionado despliegue” de las fuerzas de la Policía Nacional en las calles de la capital, es una “acción intimidatoria” contra aquellos que pretendían sumarse a las jornadas de protesta anunciadas para este sábado por la Unidad Nacional Azul y Blanco.

Con esta enorme bandera de Nicaragua un grupo de jóvenes protestó en varios puntos de Managua, pese al asedio policial. Nayira Valenzuela/ END

“Con esta acción claramente intimidatoria, el Gobierno pretende infundir temor en la ciudadanía para que ésta no pueda de ninguna manera hacer uso de su derecho a la protesta”, dice el comunicado emitido por la cámara empresarial.

En varios sectores de Managua fue evidente la fuerte presencia de fuerzas de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional, principalmente desde la rotonda Jean Paul Genie hasta las inmediaciones del centro comercial Metrocentro.

AmCham, a través del comunicado, denunció a nivel nacional e internacional la situación que se vivió este sábado en las calles de Managua.

Desde antes del mediodía también fue evidente el desplazamiento de los policías en los centros comerciales de la capital.

AFECTA COMERCIO 

AmCham señaló que el derecho a la protesta está claramente consignado en la Constitución Política de Nicaragua, las Leyes de la República y que forma parte de los acuerdos alcanzados para “fortalecer los derechos y garantías ciudadanas”, firmado el 29 de marzo de este año en la mesa de negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. 

“Esta actuación manifiestamente represiva está alterando el normal desarrollo de las actividades comerciales, lo que afecta a nuestros socios y perjudica el clima de negocios en nuestro país”, advirtió AmCham.  

EEUU ADVIERTE A SUS CIUDADANOS

La embajada de EEUU en Nicaragua emitió desde la noche del viernes una alerta a sus ciudadanos, debido a las manifestaciones convocadas para el sábado en Nicaragua y a la prohibición que hizo la Policía Nacional.

EEUU explicó que en anteriores manifestaciones han estallado actos de violencia, por lo que advirtió a sus ciudadanos tener el máximo cuidado al circular en este país, en especial en el sector de la carretera a Masaya, tomando en cuenta que en protestas previas ha habido asedio y han aparecido civiles armados.

UNAB SATISFECHA

Guillermo Incer, dirigente de la UNAB, afirmó que están satisfechos por la respuesta de la gente para participar en las protestas.

“Pensamos que la gente se iba a desanimar, sin embargo respondieron bien, incluso en los departamentos”, expresó Incer.

Consideró que el despliegue policial en Managua para evitar las protestas fue desproporcionado, con una actitud de no dejar que se hiciera ninguna demostración pacífica de la población.

Incer dijo que hata el final de la tarde de este sábado no tenían reportes de personas detenidas y consideró que eso se debió a que no se hizo en lugares concurridos, sino en calles de diferentes barrios, quedando fuera del alcance de la policía, que patrulló constantemente diferentes puntos de Managua.

CIDH INSTA A GARANTIZAR DERECHO A PROTESTA

En un reciente comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al Estado de Nicaragua a garantizar el derecho a la protesta y  la manifestación pública.

“En numerosas oportunidades la CIDH ha sostenido que la protesta social es una herramienta fundamental para la labor de defensa de los derechos humanos, y esencial para la expresión crítica política y social de las actividades de las autoridades.  La Comisión recuerda que, en democracia, los Estados deben actuar sobre la base de la licitud de las protestas o manifestaciones públicas y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público”, agregó el organismo de derechos humanos.

Para este organismo internacional, en Nicaragua persisten particularmente las detenciones ilegales, el impedimento de toda forma de manifestación o protesta social, la negativa al restablecimiento de la personería jurídica a organizaciones civiles, así como el recrudecimiento de la represión en contra de las personas privadas de libertad. 

Durante la sesión extraordinaria celebrada este viernes en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, (OEA), las diferentes delegaciones diplomáticas criticaron la poca voluntad que tiene el Gobierno para alcanzar acuerdos en el diálogo.