•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ejército de Nicaragua decomisó el año pasado 1.124 kilos de drogas, entre ellas 759 de cocaína, y destruyó 61.000 plantas de marihuana, informó este domingo esa institución en un informe.

Durante el 2018 también retuvieron y rechazaron a 4.143 inmigrantes indocumentados de diferentes nacionalidades, en su mayoría de países de Medio Oriente y del norte de África con interés de llegar a los Estados Unidos, indicó la Fuerza Armada en su memoria anual.

Asimismo, el Ejército aseguró que anualmente evitan que entre 600 y 700 toneladas de drogas circulen por Nicaragua, ello en el marco de la estrategia del "Muro de Contención".

La misma tiene como objetivo evitar la circulación de la droga en los núcleos poblacionales, para la cual mantienen lazos de cooperación con los países de la región, Estados Unidos, México y Rusia, según el Ejército.

"El muro de contención hoy también asegura que las maras (pandillas juveniles) que operan en los países del norte de Centroamérica no incursionen a nuestro territorio", señaló la institución castrense.

Al respecto, el Ejército dijo que para cumplir con esos objetivos han desarrollado excelentes niveles de cooperación con las Fuerzas Armadas de Honduras, mediante el desarrollo de la operación "Sandino-Morazán", igualmente con las Fuerzas Armadas de El Salvador.

Nicaragua se encuentra geográficamente ubicada en un corredor de alto tráfico de la droga que se produce en Suramérica y que luego es trasladada a Norteamérica, donde operan, principalmente, los carteles mexicanos y residen los principales consumidores.

El miércoles pasado, el presidente del país, Daniel Ortega, pidió a su homólogo estadounidense, Donald Trump, "invertir" más en los países centroamericanos para evitar la migración ilegal hacia Estados Unidos, y combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

El presidente Trump decidió suspender la ayuda de Washington para la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que integran El Salvador, Guatemala y Honduras, bajo el argumento de que no están haciendo "nada" para evitar la migración ilegal hacia Estados Unidos.