•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El informe epidemiológico número 13 del Ministerio de Salud, revela un ligero incremento del 87.86% en los casos confirmados de dengue con respecto al año anterior, situación que coincide con la alerta que mantiene la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ante posibles brotes de dengue en América Latina y el Caribe.

El Ministerio de Salud contabiliza un total de 615 casos confirmados en laboratorio, es decir 291 casos más con respecto a los 324 confirmados en el mismo periodo de 2018.

Según registros del Minsa, en las semanas anteriores se confirmó la muerte de una nicaragüense por esta causa.

La OPS, en febrero pasado, lanzó una alerta a los países de América Latina y el Caribe, para que se preparen y estén listos para dar una “respuesta oportuna” ante posibles brotes de dengue. Archivo/ END

Las autoridades aseguraron que se trata de una señora de 35 años originaria del municipio de El Cuá, ubicado en el departamento de Jinotega.

En este periodo, se trataron 17,722 casos sospechosos de dengue observándose un aumento del 66.66% con respecto al año anterior, cuando se habían detectado 10,524 casos de personas que presentaban los síntomas.

“Para que se produzca la enfermedad tienen que juntarse dos cosas; el mosquito y que tengas una persona que tiene el virus en la sangre, que lo tiene durante los primeros días de la enfermedad, se tienen que juntar esos dos factores”, explicó el médico epidemiólogo Leonel Argüello.

ANTECEDENTES EN NICARAGUA

Hace tres años Nicaragua registró un incremento alarmante de dengue. Era mayo del año 2016, cuando el Gobierno declaró una “alerta epidemiológica” en el país, pidiendo a la población su colaboración para intentar destruir los criaderos del mosquito propagador de esta enfermedad, mientras el Ministerio de Salud (Minsa) articulaba otros esfuerzos de prevención.

Ese año se registraron 88,463 casos sospechosos de dengue tipo 2, de los cuales 6,616 resultaron positivos, cobrando la vida de 16 nicaragüenses, según datos de las autoridades de salud.

Los niños menores de 12 años son los más afectados cuando ocurren los brotes de dengue en Nicaragua. Archivo/ END

Al siguiente año, es decir, entre enero y diciembre de 2017, esa curva ascendente de casos de dengue en el país disminuyó considerablemente.

En ese periodo se detectaron 64,717 casos sospechosos de los cuales 2,511 fueron diagnosticados en el laboratorio positivamente.

Únicamente dos personas entraron a la lista de fallecidos ese año, de acuerdo a los registros de las autoridades de salud.

El médico epidemiólogo explicó que las autoridades sanitarias deben estar alertas mayormente durante el invierno, que es la época de proliferación de los criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.

“Los mosquitos de manera natural durante el verano disminuyen su población y no tienen suficientes criaderos, es decir, lugares donde se almacena el agua. Normalmente la enfermedad como tal, el virus está dentro de la persona y en el verano es cuando menos personas andan el virus”, indicó el especialista conocedor de la materia.

MÁS CASOS, PERO MENOS MUERTES

Dos años más tarde, en el 2018, Nicaragua se colocó a la cabeza por encima del resto de países de la región centroamericana con una tasa de incidencia más elevada en los casos de dengue, pero no de fallecidos, según registros de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

Las jornadas de fumigación forman parte de la estrategia para tratar de reducir el impacto de los brotes de dengue. Archivo/ END

En este periodo, Nicaragua registró un total de 58,746 casos sospechosos de dengue tipo 2, pero solo llegó a confirmar en laboratorio a 2,103 personas que llegaron con los síntomas de esta enfermedad.

En cuanto a muertes por dengue, a pesar de las elevadas cifras en las estadísticas nacionales, Guatemala registró la más alta tasa de fallecidos el año pasado, lugar donde 18 personas perdieron la vida por esta causa.

A nivel de Centroamérica, El Salvador y Nicaragua estuvieron por detrás de Guatemala con la cifra más elevada de fallecidos por dengue el año pasado, al registrar ocho y seis defunciones, respectivamente.

ALERTA EN LAS AMÉRICAS

Según la última actualización epidemiológica de la OPS, en los primeros meses de este año se observa un aumento de casos comparado con el mismo período de 2018.

En las primeras seis semanas del 2019 se registraron casi 100,000 casos de dengue, incluidos 632 casos de dengue grave y 28 defunciones en las Américas.

Históricamente el dengue en Nicaragua ha afectado más a personas menores de 20 años y a mujeres. Archivo/ END

El año pasado, según cifras de la OPS, se registraron 560,586 casos de dengue en las Américas, incluidas 3,535 casos de dengue grave y 336 defunciones.

Observando ese panorama, los países deben “intensificar la vigilancia de la enfermedad”, así como las medidas de control de vectores para reducir la población de mosquitos que pueden transmitir, alertó la OPS.

El dengue, según la OPS, es una enfermedad endémica en la región que desde 1980 ha causado “brotes y epidemias” de forma cíclica cada tres a cinco años y es transmitida por los mosquitos Aedes aegypti y el Aedes albopictus.

El dengue es una enfermedad infecciosa, sistémica y dinámica que después del período de incubación, comienza abruptamente y pasa por tres fases: febril, crítica y de recuperación.

TIEMPO DE EDUCAR

Argüello explicó que durante el verano, es el momento oportuno que tienen las autoridades de Gobierno y del Minsa, para hacer una campaña educativa dirigida a la población y una jornada de eliminación de los criaderos de mosquitos.

La eliminación de criaderos de mosquitos debe empezar desde las casas, y se debe buscar como destruir cualquier foco de infección en la comunidad. Archivo/ END

“Es el momento de limpiar, porque si no se limpia la misma basura, aunque sea un plástico arrugado, ya se vuelve un contenedor de agua y en los cauces siempre hay agua, ahí se hacen los criaderos, entonces hay que limpiar todo eso, si no va a pasar la misma historia de siempre; cuando se empiezan a inundar los cauces en invierno, comienzan a limpiar y gastan millones de dólares”, advirtió el especialista epidemiólogo.

La campaña educativa, según Argüello, debe invitar a la población a eliminar los criaderos dentro del hogar, y evitar tirar basura en los lugares públicos.

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

Este 7 de abril se celebra el día mundial de la Salud y en la región de las Américas la campaña de la OPS se centrará en la equidad y la solidaridad, abordando las barreras de acceso a la salud y a los servicios de salud, teniendo como meta, mejorar la comprensión de la salud universal e impulsar acciones que contribuyan a que ésta sea una realidad para todas las personas en todas partes.