•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Familiares, amigos, compañeros de clases y maestros de Álvaro Conrado, el adolescente que fue asesinado el pasado 20 de abril durante la represión a las protestas antigubernamentales en Nicaragua, realizaron este lunes un homenaje por su cumpleaños.

Álvaro Conrado cumpliría hoy 16 años y como una forma de recordarlo en su colegio le realizaron un acto conmemorativo, en el que demandaron justicia por su muerte y por todas las víctimas de la crisis que enfrenta Nicaragua desde el pasado 18 de abril.

Los padres de Alvarito, como le llamaban sus compañeros de clases, se presentaron al Instituto Loyola con ofrendas florales en las que se leía el mensaje de "Toda Nicaragua".

Durante el acto también participaron varios activistas, quienes además demandaron la libertad definitiva de todos los manifestantes presos.

Álvaro Conrado recibió un disparo en el cuello cuando llevaba agua a los estudiantes univesitarios que protestaban en el sector de la Universidad de Ingeniería (UNI), durante un enfrentamiento con la Policía Nacional, aunque el joven fue trasladado con vida al hospital, según su familia, falleció por no recibir atención médica a tiempo.

Durante su agonía y mientras recibía primeros auxilios por parte de varios estudiantes que se encontraban en ese lugar, el fatídico 20 de abril, Álvaro Conrado expresó: “me duele respirar”, una frase que se ha convertido en un ícono de las protestas en Nicaragua.

Durante el homenaje de este lunes los padres de “Alvarito Conrado”, como es conocido popularmente, manifestaron que no descansarán hasta lograr que los culpables de la muerte de su hijo sean enjuiciados y que se haga verdadera justicia.

Lisseth Dávila, madre de Álvaro Conrado, afirmó que "llegarán hasta las últimas consecuencias para encontrar justicia" por la muerte de su hijo, mientras enmedio de lágrimas cantaba “Las Mañanitas” frente al monumento ubicado en el Instituto Loyola.

La madre de Álvaro Conrado lamentó no poder cantarle en vida a su hijo.

El docente de deportes de Alvarito también se presentó al homenaje y recordó a su estudiante como un "joven aplicado que tenía como sueño participar de las pruebas de salto largo".

Don Álvaro Conrado, padre de Alvarito Conrado.

Iván Mendez, quien fue docente de deportes de Alvarito en el Instituto Loyola, explicó que junto al monumento que elevaron para honrar la memoria de Conrado se colocó una pista de salto largo en homenaje al sueño que el joven no pudo cumplir porque fue asesinado.

Agregó que una de las últimas pláticas que tuvo con el jovencito fue la solicitud que le hizo para que lo hiciera "saltador", pero ya era  su destino "saltar al cielo, saltar a la inmortalidad y siempre será recordado como parte del equipo Loyola", expresó el profesor Méndez.

En el homenaje a Conrado  también cantaron "Nicaragua, nicaragüita", rezaron y entonaron las notas del himno nacional.

Estudiantes y docentes compusieron versos en homenaje a Alvarito, los cuales fueron declamados  durante el acto, realizado junto al momento de Conrado.

Álvaro Conrado es una de las tantas víctimas jóvenes de la represión estatal que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, centenares de detenidos y decenas de miles de exiliados, desde abril del año pasado hasta la fecha.