•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La jueza Sexto Local Penal de Managua, Ivette Pineda declaró este lunes “no culpable” de los delitos de obstrucción de funciones públicas y amenazas con armas al manifestante Leo Navarrete Lumbí, de 51 años.

"Al valorar y confrontar las pruebas, está autoridad establece que no se ha acreditado la responsabilidad penal de Leo Navarrete Lumbí ", dice en su parte medular el fallo de no culpabilidad dictado por la jueza Ivette Pineda.

Leo Navarrete Lumbí participó de manera activa en las protestas antigubernamentales y ha sido detenido en tres ocasiones por la Policía, la primera vez estuvo preso siete días y diez días en la segunda detención.

Según la abogada defensora de Leo Navarrete Lumbí, la segunda vez que fue detenido salió de la cárcel bajo “una medida cautelar alterna” y que debía presentarse a juicio en el Complejo Judicial de Managua. 

A Leo Navarrete Lumbí, lo detuvieron por tercera ocasión el pasado martes dos de abril, cuando al salir de la primera audiencia de juicio fue apresado por la Policía en los pasillos judiciales sin mediar orden de captura en su contra. Dos días después fue excarcelado y llevado por la Policía hasta su casa.

La abogada María Oviedo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quien ejerce la defensa de Leo Navarrete Lumbí, al finalizar el juicio que se realizó a puerta cerrada expresó que para que la jueza Ivette Pineda emitiera un fallo de no culpabilidad a favor de su representado fueron determinantes las contradicciones en que incurrieron los testigos presentados por la Fiscalía.

"Las contradicciones entre lo expresado por los testigos y los hechos acusados son irreconocibles", sostuvo la abogada de la CPDH a la salida del juicio que se realizó a puerta cerrada.

En el juicio la investigadora, Karla Castro Matuz, afirmó en que Leo Navarrete de oficio mecánico,  se le abalanzó sobre el policía Enrique Mojica Castellón a como lo establece la acusación fiscal.

Complejo Judicial de Managua / Archivo Sin embargo, el mismo Enrique Castellón al brindar su testimonio desmintió tal aseveración al igual que haya visto a Leo Navarrete en actitud sospechosa el día de su captura, el 16 de febrero del 2019.

"Yo me detuve porque la oficial que iba conmigo me dijo que esa persona (Leo Navarrete) era de interés policial y que le habían venido dando seguimiento;  porque él visitaba mucho el mercado de Mayoreo donde reunía a varias personas para hablar mal del Gobierno", según el testimonio brindado por el agente policial.  

La abogada María Oviedo, también señaló que en el juicio quedó demostrando que Leo Navarrete fue apresado el 15 de febrero del año en curso y que los hechos por los que se le acusa, según la Fiscalía sucedieron el 16 del mismo mes, es decir un día después.