•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El anticipo de las elecciones generales es una de las demandas de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que además ha provocado un impase en las negociaciones con el gobierno, generando la interrogante que flota en el ambiente: ¿Habrá elecciones anticipadas este 2019?

Al respecto, Mario Arana, del equipo negociador de la Alianza, reconoció que el gobierno gana tiempo para no adelantar los comicios generales este año, pero insistió en el peligro que corre el país si la delegación gubernamental mantiene esa posición.

“Los que piensan que el gobierno puede estar ahí  ganando tiempo, en ese sentido (adelanto de elecciones) tienen toda la razón, posiblemente eso ya está ocurriendo, pero esperemos lograr una salida pronta a esto. Alargar esto más de la cuenta de nada sirve por la situación de deterioro de la economía”, señaló Arana.

Por su parte, José Pallais, del equipo de la Alianza Cívica, explicó que el tema del anticipo electoral depende de “dos factores”.

“Las elecciones adelantadas dependen de dos factores; uno es un factor técnico que tiene que ver con el apoyo, asesoría, asistencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), que está autorizado por la OEA,  pero todavía no ha comenzado, tienen que venir los expertos en temas electorales y sentarse en la mesa (de conversaciones entre la Alianza y el Gobierno)”, indicó Pallais sobre este asunto.

Sostuvo que la OEA, en “su proyecto original tenía entre 6 a nueve meses para implementar ese trabajo, pero eso hay que adecuarlo a la realidad actual, mientras no se dé esa reunión y no nos expongan su calendario, desde el punto de vista técnico, no podemos expresar un criterio”.

El otro factor del cual depende el anticipo de elecciones, según Pallais, es si se logra avanzar en las negociaciones en el tema de las reformas electorales, “pero las conversaciones están suspendidas, en el sentido de que no están siendo abordadas por las partes, sino que a través de los testigos y acompañantes”, consideró Pallais.

“Entonces es preciso romper ese nudo, y eso es  lo que tratan de hacer los testigos y acompañantes, tratan de romper ese nudo”, añadió Pallais.

Señaló, además, que las reformas electorales tienen que consultarse “ampliamente con todo tipo de organizaciones y preferentemente con los partidos políticos, porque tienen algo que decir y se les escuchará,  pero no se hablará de este tema exclusivamente con ellos, sino también con los sectores organizados de la sociedad que sientan que tienen algo que aportar, nuestro propósito es que sean escuchados”, manifestó Pallais.

Mario Arana, del equipo de la Alianza, recalcó que han “pedido a los testigos y acompañantes que ellos hagan su labor de ver que la posición del Gobierno sea más cercana a lo que necesitamos, esa es una labor que desarrollan y en su momento nos harán saber y estaremos listos”.

Arana enfatizó que la crisis económica y social del país y la aplicación de posibles sanciones al gobierno, “no se van a revertir a menos que haya una visibilidad de una acuerdo”.

Los ejes de presión están aumentando

“El gobierno debe entender que hay varios ejes de presión que están aumentando. Presiones económicas derivadas de esta crisis y la posición de la comunidad internacional con medidas de sanciones.  Entre más se alargue un acuerdo, las sanciones son más inminentes”, expresó Arana.

“Que se invoque la Carta Democrática (para aplicarla al gobierno de Nicaragua), que asumo es hacia donde la OEA va encaminada, significa que se perderían los préstamos nuevos que no se van a aprobar y también los flujos de todo lo proveniente del BID y del Banco Mundial, son impactos bien importantes”, recalcó el presidente de Amcham.

“El gobierno de Los Estados Unidos llegó al punto donde podría accionar más sanciones (al gobierno), asumo que ellos (gobierno norteamericano) están todavía dándole espacio al país para que veamos si llegamos a un entendimiento y creo que ese es el contexto en el que estamos y es importante considerarlo así. La Alianza estará aquí, posicionada para buscar una salida, no nos estamos yendo”, aseveró Arana.