•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este miércoles vence el período de 5 años para más de 20 funcionarios públicos, entre magistrados titulares y suplentes, tanto de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) como del Consejo Supremo Electoral (CSE), dos de los poderes más cuestionados de la historia reciente de Nicaragua, debido al rol desempeñado en el proceso de socavamiento de la democracia en el país.

Basta decir que fue la CSJ la que avaló la legalidad del decreto presidencial 03-2010, el cual permite la permanencia en sus cargos a funcionarios del Estado, a pesar tener mandatos vencidos.  

Edificio del Consejo Supremo Electoral. Archivo/END

“Ante la omisión de dichos nombramientos se crea un vacío de poder en los órganos e instituciones de Estado que obstaculizan el libre funcionamiento y el correcto desempeño de estos. En virtud de lo anterior y para evitar un vacío de poder, se ratifican y prorrogan en sus cargos a todas las autoridades de los poderes e instituciones del Estado mencionados en el artículo anterior a quienes se les venza el período en el futuro inmediato, hasta tanto la Asamblea Nacional no nombre a nuevos funcionarios o ratifique a los actuales”, señala el artículo 2 del mencionado decreto, publicado en la Gaceta, Diario Oficial del 6 de enero del año 2010.

Sobre este particular, el informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) señala que esta decisión denotó los graves problemas de independencia de poderes del Estado.

“El magistrado presidente de la Sala Constitucional justificó la decisión públicamente, advirtiendo que los artículos que fueron introducidos mediante la reforma constitucional realizada en el año 1995 entraban en conflicto con “el principio fundamental de igualdad de los ciudadanos ante la ley y con el principio de soberanía popular”, señala el texto del informe.

Entre los 16 magistrados de la CSJ, cuyo período finaliza este miércoles está la actual presidenta de este poder del Estado, Alba Luz Ramos, quien ha sido parte de la CSJ desde hace 31 años.

Otros connotados magistrados de tendencia sandinista de este poder del Estado que deberían dejar sus cargos son los magistrados: Juana Méndez Pérez, Francisco Rosales Argüello, Marvin Martínez Sevilla, Yadira Centeno González, Marvin Aguilar Lacayo, Armengol Cuadra López, Ileana Pérez y Rafael Solís Cerda. Este último renunció a su cargo en enero de este año y actualmente se encuentra exiliado.

Corte Suprema de Justicia. Archivo/END

Precisamente en su carta de renuncia, Solís argumentó que prefería dejar su cargo para evitar que se le  aplicase “aquel artículo de la Constitución que establece que los funcionarios públicos electos por la Asamblea Nacional deben continuar en su cargo, si no hiciera esta los nombramientos de otros magistrados y aún de ellos mismos cuando se venzan sus períodos, que es lo que creo va a ocurrir en abril”.

De igual manera, también habría que nombrar al reemplazo del magistrado Antonio Alemán Lacayo, fallecido en agosto de 2016, quien además es hermano del expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002), caudillo del Partido Liberal Constitucionalista.

Pero también se deberá elegir a los reemplazos de los magistrados electos en abril de 2014: Gerardo Arce Castaño, Armando Juárez López, José Adán Guerra Pastora, Virgilio Gurdián Castellón, Ellen Joy Lewin Down y Carlos Aguerri Hurtado. Este último también renunció en enero de este año.

Caso CSE

Por otro lado, en el caso de los magistrados del Consejo Supremo Electoral, se vencen los ciclos de los magistrados Emmet Lang Salmerón, Luis Enrique Benavidez, el actual vicepresidente, Lumberto Campbell Hooker, y habrá que elegir a un nuevo presidente de este poder del Estado, ya que ese cargo permanece vacante desde que Roberto Rivas Reyes, sancionado por Estados Unidos con la Ley Global Magnitsky renunciara, en mayo de 2018.

Asimismo tendrán que elegirse a tres magistrados suplementes, puestos que actualmente son ocupados por Virginia Molina Hurtado, Emiliano Enríquez Lacayo y Miguel Ángel Meléndez.

Hay que destacar que las actuales magistradas, Mayra Salinas Uriarte, Judith Silva Jaén y Norma Moreno Silva (hermana de Fidel Moreno, secretario general de la comuna capitalina, también sancionado con la Ley Magnitsky) fueron electas como magistradas desde el año 2016.

El trío de mujeres ingresó a este poder del Estado a partir del año 2016 para cubrir las vacantes surgidas con las renuncias de los magistrados José Luis Villavicencio y Johnny Torrez, y debido a la muerte de José Bosco Marenco Cardenal, quien había fallecido en junio de 2015.

A los que se les vence el período en la CSJ

Alba Luz Ramos 

Tiene 46 años de ejercicio profesional desde que fue incorporada como abogada a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y 31 años de carrera como magistrada de este poder del Estado, tras incorporarse en 1988. 

Entre 1996 y 1999 asumió como vicepresidenta de la CSJ y presidenta de la Sala Civil. Se ha perpetuado como presidenta del Poder Judicial por unos 10 años, en dos períodos: el primero, entre octubre de 2003 y octubre de 2004, y el segundo, a partir de 2010 hasta la fecha. 

Alba Luz Ramo, magistrada de CSJ. Archivo/END

La magistrada, que es originaria de León, posee un amplio currículo con estudios de francés e inglés, fue parte de la Comisión de Modernización del Poder Judicial.

Juana Méndez

Desde 1994 se destacó como juez Primero de Distrito del Crimen de Managua, bajo los procedimientos del Código de Instrucción Criminal. Ganó notoriedad a principios del año 2000, cuando administró justicia y condenó al expresidente, Arnoldo Alemán, y al extitular de la Dirección General de Ingresos, Byron Jerez, juicios por los que recibió innumerables amenazas de muerte.  

Juana Méndez. Archivo/END

El 28 de marzo de 2007, justo el mismo año en ganó el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) retornó al poder, fue electa como magistrada para un período de 5 años. 

Dos días después de vencido su período, en marzo de 2012, justificó su permanencia en el cargo, aduciendo que la respaldaba el decreto presidencial 03-2010, que prorrogó la permanencia en el cargo de los funcionarios. 

Armengol Cuadra

Fue electo magistrado en el año 2000. En el período 2002 al 2003 fue elegido vicepresidente de este órgano de justicia. Posteriormente, el 10 de abril de 2014, con 64 votos a su favor fue reelecto por la Asamblea Nacional en el cargo como magistrado, período que se le vence este miércoles.

Armengol Cuadra. Archivo/END

Yadira Centeno 

Llegó al Poder Judicial hace 23 años, desde entonces ha sido reelecta en varios períodos y está por verse qué pasará en esta ocasión cuando faltan pocas horas para que concluya su período de 5 años. Entre 1999 y 2000 fue electa como vicepresidenta de este poder del Estado. Posteriormente fue propuesta como presidenta de la CSJ, cargo que asumió por un año desde el 18 de marzo de 2004, hasta marzo de 2005.

Yadira Centeno. Archivo/END

Rafael Solís 

Su cargo está vacante desde el pasado 8 de enero, tras presentar una carta de renuncia, señalando que el Gobierno es el responsable de la crisis sociopolítica. Empezó su carrera judicial en el año 2000, año que empezó a formar parte de la Sala Constitucional.

Rafael Solís. Archivo/END

Del 15 de marzo de 2005 al 17 de marzo de 2006 fue electo vicepresidente en el período que asumió la presidencia el magistrado Manuel Martínez. 

Francisco Rosales Argüello 

Desde 1965 fue secretario laboral en los juzgados del distrito de León. Se integró al Poder Judicial como magistrado hace 23 años y actúa como miembro de la Sala Constitucional. En 2010 justificó públicamente la aprobación del decreto 03-2010.

Francisco Rosales Argüello. Archivo/END

Actualmente participa en la mesa de negociación como delegado del Gobierno.