•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El adelanto de las elecciones generales, una de las demandas de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, es uno de los temas que ha provocado el último impase en las negociaciones con el Gobierno. 

Mario Arana, del equipo negociador de la Alianza Cívica, dijo que el Gobierno intenta “ganar tiempo” para no adelantar los comicios generales este 2019, y el futuro del país corre peligro si la delegación gubernamental mantiene esa posición. 

“Alargar esto más de la cuenta de nada sirve, por la situación de deterioro de la economía”, señaló Arana.

Enfatizó que la crisis económica y social del país y la aplicación de posibles sanciones al Gobierno “no se van a revertir, a menos que haya una visibilidad de un acuerdo”.

José Pallais, también de la Alianza Cívica, explicó que el tema del anticipo electoral depende de dos factores. Uno técnico, que tiene que ver con el apoyo, asesoría, asistencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ya está autorizado, pero todavía no ha comenzado porque tienen que venir los expertos en temas electorales y sentarse en la negociación.

Pallais sostuvo que la OEA “en su proyecto original tenía entre 6 y 9 meses para implementar ese trabajo, pero eso hay que adecuarlo a la realidad actual; mientras no se dé esa reunión y no nos expongan su calendario, desde el punto de vista técnico, no podemos expresar un criterio”.

El segundo factor del cual depende el anticipo electoral es “que se logre avanzar en las negociaciones, si el tema de reformas electorales está suspendido, en el sentido de que no se está viendo con las dos delegaciones, sino que a través de los testigos y acompañantes, entonces es preciso romper ese nudo y eso es lo que están tratando de hacer los testigos y acompañantes, tratan de romper ese nudo”, añadió Pallais.

José Pallais, miembro de la Alinaza Cívica. Jorge Ortega/END

Mario Arana comentó: “Los que piensan que el Gobierno puede estar ahí ganando tiempo, en ese sentido (adelanto de elecciones) tienen toda la razón, posiblemente eso ya está ocurriendo, pero, esperemos lograr una salida pronta (…) El Gobierno debe entender que hay varios ejes de presión que están aumentando. Presiones económicas derivadas de esta crisis y la posición de la comunidad internacional con medidas y sanciones. Entre más alargue haya para lograr un acuerdo, las sanciones son más inminentes”.

“La Alianza estará aquí, posicionada para buscar una salida, no nos estamos yendo” del diálogo, enfatizó. 

Reformas a consulta

Pallais dijo que las reformas electorales tienen que consultarse “ampliamente con todo tipo de organizaciones y preferentemente con los partidos políticos, porque tienen algo que decir y se les escuchará, pero no se hablará de este tema exclusivamente con ellos; los sectores organizados de la sociedad que sientan que tienen algo que aportar, nuestro propósito es que sean escuchados”.

Gobierno dice estar dispuesto a retomar diálogo

El Gobierno de Nicaragua dijo este lunes que está dispuesto a discutir con la oposición para llegar a nuevos acuerdos que permitan sacar al país de la crisis sociopolítica.

“Esta semana daremos continuidad, en todos los espacios propuestos, a las discusiones necesarias para llegar a nuevos acuerdos”, informó el Gobierno en una nota de prensa.

Mario Arana, miembro de la Alianza Cívica. Jorge Ortega/END

El diálogo entre la Alianza Cívica y el Gobierno se paralizó la semana pasada porque este se opuso a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la misión de la ONU vuelvan a Nicaragua para ser garantes de los acuerdos.

El Gobierno también se ha negado a discutir los temas relacionados a la justicia para las víctimas y la democratización, que implica el adelanto de elecciones.