•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) advirtió este martes que los manifestantes presos en la cárcel "La Modelo" se han tomado algunas celdas, y podrían rebelarse en cualquier momento contra las autoridades.

La CPDH hizo pública la situación un día después de que la expuso ante el nuncio del Vaticano en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, quien actúa como "testigo y acompañante" en las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. 

"Yo le llevé personalmente la carta (de los reos) en original, en que ellos decían que hay una situación de tiempo, que ellos van a explotar, no aguantan, tienen tomadas las celdas (que ocupan), hay un tranque adentro, no dejan pasar a los guardias", dijo el abogado de la CPDH, Julio Montenegro, a periodistas.

Según la información, los convictos están cansados de recibir malos tratos, y de que el Gobierno no cumpla su compromiso de liberarlos.

Alianza Cívica dispuesta a negociar, para implementar cumplimiento de acuerdos firmados con el Gobierno

Montenegro se mostró especialmente preocupado porque aparentemente los "presos políticos", que en "La Modelo" se cuentan por centenares, han puesto fecha límite para el cumplimiento de sus demandas.

Entrada del sistema penitenciario La Modelo / Archivo "Ellos hablan de un 19 de abril como día tope. No queremos que haya una situación que menoscabe la integridad física", dijo el abogado.

El 19 de abril es una fecha icónica en la crisis de Nicaragua, ya que ese día de 2018 las protestas contra el Gobierno trascendieron de Managua y se multiplicaron en todo el país.

La CPDH y un grupo de madres de "presos políticos" de la ciudad de Masaya recurrieron al nuncio para zanjar la situación, por su papel en las negociaciones, pero "no dio respuesta", dijo Montenegro.

La postura del representante del Vaticano es criticada por los manifestantes autoconvocados, quienes ven en el nuncio un actor complaciente con la "represión" del Gobierno de Nicaragua, pese a que este lo ha negado.

Los "presos políticos" han denunciado de forma reiterada que son víctimas de tortura física y psicológica dentro de las cárceles de Nicaragua.