•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, dijo este miércoles que denunció ante el papa Francisco las amenazas que ha recibido en el contexto de la crisis que enfrenta Nicaragua desde el pasado 18 de abril y confirmó que la embajada de Estados Unidos le alertó el año pasado sobre un atentado que estaba planeado en su contra y de la entonces embajadora de los Estados Unidos, Laura Dogu.

La confirmación sobre la alerta del atentado fue durante una conferencia de prensa en la cual Monseñor Báez informó que por solicitud del papa Francisco se trasladará por un tiempo a Roma.

 Lea: Brenes: Decisión de obispos sobre el diálogo no cambiará

“No recuerdo en qué mes, en Junio o julio, recibí una llamada, nunca lo quise decir porque me parecía una cuestión diplomática pero yo ya estaba en la cama cuando a las 11 y pico de la noche recibí una llamada del departamento de política de la embajada de los Estados Unidos, para decirme que tenían plena certeza que había un plan para asesinarme, que tuviera cuidado porque iba a ocurrir en los próximos días”, expresó Silvio Báez en rueda de prensa.

El obispo auxiliar de Managua dijo que la embajada de Estados Unidos en Managua le dijo incluso dónde podía ser el atentado, cómo podían estar vestidos los que iban a ejecutar tal acción y le pidieron que tomara todas las precauciones posibles.

Según Báez, la información fue transmitida con un “nivel de alta certeza”, de parte de la seguridad americana, razón por la cual decidió informar de lo que estaba pasando al cardenal Leopoldo Brenes y a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

 De interés: Obispos lamentan represión contra manifestantes en Managua

El presidente de la CEN dijo que los obispos constantemente reciben amenazas, unos más que otros, y contó el mecanismo con el cual son amenazados.

“Amenazan a través de números que cuando nosotros queremos averiguar de quién es ese teléfono inmediatamente ha desaparecido, da la impresión de que se compran un chip, hacen las amenazas durante el día y en la noche los botan y al siguiente día sale otra amenaza”, manifestó Brenes reforzando las declaraciones de Monseñor Báez.

Por último, Báez informó que el atentado del que le alertó la embajada de los Estados Unidos no ha sido la única amenaza en su contra, sino que anteriormente ha recibido amenazas de muerte, a través de las redes sociales y de su teléfono.

 Además: Sacerdote quemado con ácido en Nicaragua se recupera con satisfacción

“Todo eso se lo dije al papa también, ‘mi vida ha estado continuamente amenazada’ pero nada de eso me ha paralizado para anunciar el evangelio y desde ahí hacer crítica constructiva para mejorar la sociedad, pero permanentemente no se quienes han estado interesados en acabar con mi vida”, finalizó el prelado.