•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia denunciaron que el gobierno de Nicaragua pretende enviar a nivel nacional e internacional el mensaje de que las negociaciones con la oposición nicaragüense van por buen camino, sin embargo, consideran que es todo lo contrario.

“Queremos denunciar ese jueguito del gobierno de andar publicando diario comunicados, para decir que están cumpliendo cosas, cuando en realidad ellos no están cumpliendo nada, y lo que hacen es irse a parar a la garita del Incae, a decir que se están reuniendo, eso no es una verdadera voluntad de diálogo”, expresó Juan Sebastián Chamorro.

El Gobierno de Nicaragua afirmó este jueves que ha presentado a la Alianza Cívica una iniciativa que permitiría el retorno al país de las personas que han tenido que exiliarse debido a la crisis política.

“El día de ayer 10 de abril, se sostuvo un importante encuentro entre nuestra delegación y la representación de la Alianza Cívica con la presencia de los testigos y garantes internacionales. Durante ese encuentro la delegación del gobierno presentó una propuesta de Acuerdo de retorno para los nicaragüenses en el exterior”, señala la comunicación divulgada este jueves por el Gobierno.

No obstante, Chamorro comentó que esta nota de prensa del gobierno es parte de una campaña mediática, “para decir que están sentándose en la mesa, cuando en realidad no están haciendo absolutamente nada, entonces como gran cosa están diciendo que ese protocolo será negociado, pero nosotros no vamos a firmar más papelitos”.

“Nuestra posición es que el documento que abriga este protocolo de que regresen los nicas en el exterior, es aquel de los derechos y garantías ciudadanas que ellos violentaron en menos de 24 horas, mucho menos que habrá credibilidad en ese protocolo con que lo firmemos el día de mañana”, aseguró Chamorro.

Chamorro agregó que hasta el momento le han solicitado al gobierno cinco cosas:  La primera es la liberación de los manifestantes presos, para lo cual ya existe una lista consensuada. La segunda es que la lista de 53 personas que el gobierno considera como delincuentes comunes, que sean incluidos como manifestantes detenidos.

La tercera es la invitación al país como garante internacional del diálogo a la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH). La cuarta es la devolución de los insumos a los periódicos y otros medios de comunicación.

“Y la quinta cosa que pedimos es que por los más de 50 mil nicaragüenses que están fuera del país, se establezca un protocolo para que al regresar, sus derechos y garantías no sean violentadas. Entonces agarraron ese protocolo y lo están anunciando como el gran avance de las cosas que estamos pidiendo, lo cual es toda una falsedad”, afirmó Chamorro.

Gobierno envía una “falsa impresión”

El miembro de la Alianza Cívica agregó que el gobierno quiere “mostrar una falsa impresión de que aquí se está avanzando en implementación de acuerdos, cuando de las cinco cosas que hemos pedido, ninguna se ha cumplido, ahora vienen con firmar un papelito, pero nosotros no vamos a firmar ningún papelito si no hay liberación de presos, si no hay aclaración de las 53 personas, si no hay una invitación formal a la CIDH al país y si no hay una liberación a los insumos a los medios de comunicación. Y mañana no vamos a asistir a ninguna reunión”, advirtió.

Por su parte, el jurista José Pallais dijo que la Alianza Cívica ha insistido en las reuniones de consultas, a través de los testigos y acompañantes, que es preciso cumplir lo ya firmado.

“El problema no es que falten acuerdos, lo que falta es su cumplimiento e implementación, y por eso estamos todos los días con los testigos y acompañantes para hacer realidad esos acuerdos, no basta seguir firmando papeles liricos que no tienen ningún efecto, queremos cumplimiento, y en eso seguiremos insistiendo”, consideró Pallais.

Protocolo no funciona sin garante

Con respecto al protocolo de seguridad para garantizar el regreso de los exiliados políticos al país, el jurista José Pallais explicó que solo funcionaría con la presencia en Nicaragua de un organismo internacional de derechos humanos y hasta el momento el gobierno no ha aceptado eso.

"El gobierno lo que puede tener es una respuesta a la propuesta que ya habíamos hecho como Alianza. Pero debe quedar claro que para la Alianza ese protocolo solo funcionaría con la presencia de organismos internacionales de derechos humanos en el país y esto a lo que el gobierno debe darle paso, es lo que debe cumplir y hasta el momento no ha hecho nada en ese sentido", expresó Pallais.

La Alianza ha propuesto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (Oacnud) como garantes del acuerdo sobre derechos y garantías ciudadanas, en el que se incluye ese protocolo para la seguridad de los exiliados que retornen.

"El objetivo es que el nicaragüense exiliado pueda volver sin sufrir represalias, sin que sufra amenazas, acoso, pues de ser así, ¿dónde se va a quejar? ¿En la Policía? Allí no por eso es necesario la presencia de la CIDH, de un organismo internacional, para tener verdaderas garantías", precisó Pallais.

"Ese protocolo es parte del acuerdo general sobre derechos y garantías ciudadanas, que incluye que el tema de los exiliados se iba a resolver mediante un regreso seguro de ellos, para que cuando regresen no sean perseguidos ni capturados por el hecho de haber participado en protestas”, dijo Carlos Tünnermann, miembro del equipo negociador de la Alianza Cívica.

Tünnermann agregó que es un tema de suma importancia, porque “son más de 50 mil los nicaragüenses en el exilio en Costa Rica y solo unos 4,300 han recibido el carné de refugiados".