•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció públicamente este jueves que la Policía Nacional supuestamente utiliza métodos de coacción para obligar a manifestantes excarcelados a realizar espionaje para el Gobierno.

Uno de los testimonios que presentó la CPDH para sustentar esta denuncia es el de Eyner José López Espinoza, quien aseguró a través de un video, que cuando lo excarcelaron, lo enviaron a obtener información.

López es uno de los excarcelados en la primera lista de 100, que el 26 de marzo fue recapturado. 

“Me dijeron que fuera a las protestas que hacen en los centros comerciales, que consiguiera nombres y direcciones, que preguntara quiénes financian a los protestantes y quiénes son los líderes”, señala López en el video que dejó antes de irse a refugiar a Costa Rica.

Representantes de la CPDH informaron que han documentado varios casos en los que se demuestra que la policía captura a excarcelados para luego obligarlos a conseguir información a cambio de no asediarlos.

“Esa es la práctica actual que están utilizando, amenazándolos y diciendo que empiecen a informar de actividades, piquetes, para denunciar a sus compañeros. Esta es una situación que nos preocupa, porque la policía no va a descansar hasta no ver a todos los jóvenes en la cárcel”, dijo el secretario ejecutivo de la CPDH, Marcos Carmona, en conferencia de prensa.

Prohibido por la ley

Carmona recordó que el espionaje con fines políticos es prohibido por las leyes de Nicaragua.

“Eyner fue acusado por robo agravado, fue liberado el 27 de febrero y recapturado el 26 de marzo de 2019: llegan a su casa, lo detienen y al momento que se lo llevan le hacen algunas propuestas para que colabore, si colabora, le van a devolver su moto, no lo van a perseguir, prometen no seguirle el proceso (legal), pero a cambio tiene que colaborar”, explicó el abogado de la CPDH, Julio Montenegro.

Representantes de la CPDH informaron que han documentado varios casos . Archivo/END

Montenegro afirmó que López fue golpeado delante de un grupo que identificó como “personas notables de la Policía de Managua”, mientras le hacían la propuesta.

El temor de los coaccionados está en que las autoridades supuestamente amenazan con tomar represalias contra sus familias, por lo que las víctimas prefieren huir del país con su núcleo familiar, antes que delatar a otros nicaragüenses que participan en protestas, según la CPDH.

Carmona dijo que incluso, a un trabajador de un medio de comunicación lo han amenazado para que consiga información.

Protestas en Metrocentro. Archivo/END

Indicó que no quiere ser alarmista, pero es una realidad lo que el Gobierno está haciendo con sus aparatos de seguridad y espionaje.

“Esto indica la falta de voluntad gubernamental para cumplir con la búsqueda de una respuesta a la crisis”, comentó Carmona.

Según los registros de la CPDH, en lo que va del primer trimestre del año, hay denuncias de 89 detenciones, de los cuales, 23 continúan en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial sin acusación.