•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las lluvias que han caído en distintos puntos del país, en vez de calmar las altas temperaturas que han predominado en el país, pueden empeorarlas, afirmó el meteorólogo del Centro Humboltd, Agustín Moreira.

El motivo sería un efecto físico que se llama evapotranspiración, que es la condensación del agua al caer a la superficie terrestre.  Explicó que la gente lo conoce comúnmente como humedad.

Moreira indicó que las temperaturas en Chinandega y León van de los 33 a 35 grados centígrados, mientras en Managua de 32 a 34 grados, sin embargo, se espera que la sensación térmica pueda alcanzar los 38 grados centígrados.

“La evaporización (del agua) en el pavimento o el concreto puede aumentar la sensación de calor”, precisó el experto.

Moreira detalló que algunos de los puntos donde se han reportado lluvias son El Sauce, municipio al noreste de León; Villanueva de Chinandega;  San Francisco Libre, municipio de Managua, así como en las ciudades de Matagalpa, Jinotega, entre otros.

La intensidad de las lluvias ha sido de leve a moderada.

El experto indicó que las lluvias son causadas por una vaguada que se formó por la combinación de aire seco y los remanentes de un frente frio.

Descartó que el invierno se estaría instalando antes de tiempo. No obstante, la vaguada podría continuar produciendo condiciones atípicas de lluvias para este viernes y posiblemente para la próxima.

Los chubascos caídos en diferentes puntos de Managua han alterado más el calor. Archivo/ END

“Este viernes también podría haber lluvias con tormentas eléctricas, en el transcurso del día y para la próxima semana posiblemente”, indicó Moreira.

El meteorólogo afirma que en toda la región centroamericana las altas temperaturas están generalizadas. Por ejemplo, en Costa Rica las máximas alcanzan los 34 grados centígrados, y en Honduras también.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), pronosticó para este año que las lluvias estarán por debajo de lo normal.

Actualmente, el fenómeno de El Niño, que se encuentra  en fase neutra, afecta a Centroamérica y amenaza con causar déficit de precipitaciones, según el Centro de Predicciones Climáticas de Estados Unidos.

El pronóstico de la temporada de huracanes para este año de la Universidad Estatal de Colorado, es que podrían haber 21 fenómenos atmosférico en el Atlántico.