•  |
  •  |
  • END

Las denuncias de actos de corrupción y abusos con los fondos públicos en el Instituto Nicaragüense de la Pesca, Inpesca, siguen saliendo a flote y van dejando un rastro inconfundible a olla podrida en la administración del director ejecutivo de esa institución, Steadman Fagoth Müller.

Documentos en manos de EL NUEVO DIARIO y versiones bajo anonimato brindadas por trabajadores y ex trabajadores de la institución, dan cuenta de anomalías y tropelías de Fagoth y su círculo de poder con los fondos del erario.

Una lista impresionante

Con fecha del 30 de diciembre de 2008, Inpesca emitió cheque a nombre de María Esmeralda Santos, asistente de la Presidencia Ejecutiva, por 50 mil córdobas, salientes de la cuenta 3810 del Fondo de Desarrollo Pesquero, en Banpro, en concepto de “anticipo para gastos de gira de trabajo del Presidente Ejecutivo en Comunidades de la RAAN”, autorizados nada más y nada menos que por el mismo Steadman Fagoth
El 10 de febrero de este año, la rendición de cuentas llegó con la siguiente explicación: los 50 mil se gastaron en gasolina, en giras de trabajos a comunidades de la RAAN, saliendo de Waspam a Cabo Gracias a Dios, y a otras comunidades de pescadores artesanales de Sang Sang, San Carlos y Sixayari.

Quizás esto explique en parte por qué Inpesca reflejó un enorme incremento de gastos en el rubro de combustibles y lubricantes en 2008, cuando gastó un millón 248 mil 726 córdobas. Ese año se le otorgaba sólo 871 mil 446 córdobas para ese rubro.

A nombre de la misma María Esmeralda Santos, el 18 noviembre del año pasado, se emitió un cheque por 24,500 córdobas en concepto de “ayuda económica para Iglesia Morava Sang Sang, compra de 100 bolsas de cemento, siempre de los mismos fondos de la Tesorería General de la República, Fondo de Desarrollo Pesquero.

El donativo sería entregado por “el compañero Modesto Centeno Blandón”, escribió Fagoth Müller al director administrativo Roberto Cornavaca. El soporte que respalda la emisión del fondo es una carta manuscrita, sin sellos y sin firma, donde “se hace constar que se entregan 100 quintales de cemento a la Iglesia Morava de Sang-Sang”.

Este mismo Modesto Centeno recibió 50 mil córdobas en concepto de “gastos de movilización y compras para ayuda a damnificados del huracán Félix”, el 7 de septiembre de 2007, tres días después del impacto del fenómeno meteorológico a la RAAN, del mismo Fondo de Desarrollo Pesquero de la cuenta 3810 de la Tesorería General de la República en el Banpro.

Una misma maraña

¿Quién es Modesto Centeno a quien se le destinan tantos recursos y labores ejecutivas del Inpesca? El siguiente memorando de la asistente ejecutiva de Fagoth lo revela en documento enviado al director administrativo financiero Cornavaca.

“Por instrucciones del presidente ejecutivo, licenciado Steadman Fagoth, le solicito elaborar cheque a nombre del compañero Modesto Centeno, chofer del presidente ejecutivo, por la suma de 50 mil córdobas, los cuales serán para cubrir gastos de la institución en las labores de traslado de pobladores de comunidades de la RAAN, así como labores de evaluación del impacto del huracán en comunidades de la zona”.

“El compañero Centeno se encuentra en la región junto con el licenciado Fagoth, colaborando en las labores de reconstrucción”, dice la misiva que, aunque enviada por Santos, está firmada de puño y letra por el mismo Fagoth, quien se supone que a esa hora estaría “en labores de reconstrucción” en la zona del desastre.

El 25 de septiembre, en un memorando de Centeno al director administrativo Cornavaca, el conductor de Fagoth le explica que los 50,000 córdobas se gastaron en combustible en varios recorridos por la zona del desastre para ayudar al director de Inpesca en la “reconstrucción” de la zona desastrada, donde permanecieron él y su jefe desde el 7 de septiembre hasta la fecha. ¿Y cómo hizo para firmar el cheque de esos 50 mil Fagoth si estaba en la zona “reconstruyendo” lo desbaratado por el huracán?
La carta enviada por Centeno la firma Fagoth Müller. Ahí mismo se detalla que de los 50 mil córdobas se destinaron 18,000 para compra de alimentos de una brigada médica cubana, y de tal acto de coordinación humanitaria, sólo existe una fotocopia de una carta manuscrita a puño y letra de dos firmas ilegibles que dicen haber recibido alimentos por 18,000 córdobas del licenciado Steadman Fagoth.

Anticipo del huracán

Ahora otra incógnita: aparece de la misma cuenta de la Tesorería un cheque a nombre directo de Fagoth, con fecha del 2 de septiembre de 2007, un día antes del huracán, por 50,000 córdobas como “anticipo de viáticos en gira de trabajo”.

Lo extraño del caso es que el cheque 20075 fue emitido el 3 de septiembre de 2007 con trámite de urgencia, pero Fagoth, en su “rendición de cuentas” del 24 de septiembre del mismo año, hace referencia a compras de combustible y de alimentos para atender la emergencia en fecha del 2 de septiembre, según facturas adjuntas.

Y a la par de las facturas se anexan como comprobantes cartas manuscritas, con un mismo tipo de letra, en las que se “justifican” gastos de miles de córdobas en traslado de familias de una comunidad a otra, compras de materiales para ataúdes y compra de alimentos, pese a que, en la explicación, Fagoth anota a Cornavaca que la misión era “orientada desde la Presidencia y ejecutada por las autoridades del Comité de Emergencia que integran el Sinapred”.

Preguntas de rigor: ¿Cómo pueden existir facturas de comprobantes de compras de un cheque emitido un día después que la fecha indicada en los papeles de “rendición de cuentas? Fagoth podría explicar, pero en las llamadas que EL NUEVO DIARIO hizo esta semana, nunca respondió a los mensajes dejados en su celular.

A Fagoth la Contraloría le practica una auditoría por denuncias públicas de grandes anomalías, entre ellas el uso excesivo de fondos públicos para viáticos de él y de sus allegados en misiones “de trabajo” cada mes, a la zona de la RAAN cercana al fronterizo Río Coco, casualmente por donde él vive desde hace muchos años.