•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Por tercer día consecutivo los estudiantes de la Universidad Centroamericana UCA mantienen viva una protesta contra el Gobierno, para hacer escuchar sus demandas: libertad de manifestantes presos, libertad de expresión y respeto a los derechos humanos y las garantías constitucionales.

Por tercera vez los estudiantes, quienes portaban banderas de Nicaragua y carteles con frases de protestas, se ubicaron cerca de la entrada principal de la UCA, para que los pudieran observar los policías que de manera constante mantienen asediada esta casa de estudios superiores.

Con el rostro cubierto con pañuelos azul y blanco por temor a que las autoridades tomen represalias en su contra, los estudiantes también recorrieron el recinto universitario mientras cantaban el himno nacional.

Los jóvenes se acercaron al muro perimetral que está frente a la calle principal de la UCA y con pitoretas, banderas de Nicaragua y papelillos azul y blanco hacía eco de su protesta, mientras lanzaban globos azules y blancos a la calle. 

Los jóvenes eran respaldados por los conductores que transitaban por el lugar, quienes sonaban sus bocinas y sacaban la mano por la ventana para saludarlos, mientras desde el muro los estudiantes agitaban la bandera azul y blanco. 

La protesta hizo que los oficiales que estaban en el lugar se pusieran en alerta, un policía comenzó a tomar videos con un celular y se acercó al muro perimetral de donde de se expresaban los jóvenes.

Protesta de estudiantes en la UCA / Mauricio Gozález El policía que tomaba videos dejó de hacerlo y se retiró, después de unos minutos, mientras los estudiantes gritaban "pueblo únete".

"Dejen las armas y defiendan al pueblo", pedía los estudiantes a los oficiales. 

Una camioneta con más oficiales llegó frente a la UCA después de la protesta de los jóvenes. 

Los estudiantes realizaron estos tres días de protestas consecutivas en conmemoración del aniversario del 18 de abril, cuando estallaron las protestas antigubernamentales.

El asedio permanente de la policía al rededor del recinto universitario siempre mantiene un ambiente de tensión durante estas manifestaciones.