•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La intolerancia política habría sido el detonante del tiroteo registrado la tarde de este sábado en el mercado Roberto Huembes, en Managua, que dejó el saldo de un muerto y una persona herida. 

Orlando José Cruz Lagos, de 28 años, murió de una bala que  le impactó en la frente, mientras la identidad del herido que sobrevivió corresponde a Milton Aguilar Silva, de 43 años.

La Policía Nacional no se ha pronunciado sobre el caso, no obstante, se conocieron los detalles previos al ataque con arma de fuego.

Según testigos, el pistolero tiene unos 28 años y llegó al mercado a bordo de un vehículo acompañado de una mujer. Tras estacionar el vehículo, en el sector de las ferreterías, se dispuso a tomar asiento en un quiosco de hot dog.

En ese lugar permaneció por espacio de una hora, sin consumir nada. Mientras tanto, su acompañante lo esperaba en el vehículo. 

Una señora que hace unas semanas apareció por ese centro de compras pidiendo dinero para comprarle alimentos a su hijo, se le acercó al pistolero y le pidió 5 córdobas.

Los testigos consultados por El Nuevo Diario explicaron que el hombre apuntó a la cabeza de una comerciante y un grupo de personas al observar esto, lo rodearon. Captura de video/END

De acuerdo con los testigos, este le preguntó en qué usaría el dinero y ella  le respondió que lo destinaría para un hijo que tiene encarcelado en La Modelo por protestar contra el Gobierno, por lo que el sujeto le gritó:  “debería dejarlo que se pudra ahí, él sabía en lo que se metía”.

La señora sorprendida por la respuesta que obtuvo, le mostró una fotografía de su hijo encarcelado y el pistolero volvió a gritarle y esta vez le habría dicho: “usted es una señora alcahueta, sinvergüenza”.

Una comerciante de la zona, al notar el comportamiento agresivo del hombre, le pidió que cesara los gritos y que “si no tenía voluntad de ayudar a la señora que no lo hiciera, pero que no le dijera nada”.

Este comentario habría enfurecido más al desconocido, quien no solo subió de tono las ofensas, sino que la emprendió contra la comerciante. En un momento determinado de la discusión, el hombre optó por ir a su vehículo y le pidió a su acompañante que le pasara un arma.

La mujer obedeció y este se plantó en actitud defensiva. Los testigos consultados por El Nuevo Diario explicaron que el hombre apuntó a la cabeza de la comerciante y un grupo de personas al observar esto, lo rodearon.

En un video facilitado por uno de los testigos, se observa al atacante con la pistola en la mano mientras la comerciante, con quien sostenía la discusión, le gritaba que soltara el arma y lo retó a medirse a puñetazos.

Le gritaba también que la había amenazado por ser mujer, pero que aun así, lo enfrentaría. En las imágenes, que se han viralizado en redes, se aprecia el momento en que el hombre efectúa un disparo al aire. 

Balazo en la frente

Lo que no quedó registrado en el video es lo que sucedió después. Otro comerciante se le acercó y lo instó a retirarse para evitar una tragedia. El pistolero se fue a su vehículo, supuestamente conducido por la acompañante, pero al hacerlo, un grupo de personas lo siguió y el desconocido desde el asiento del pasajero efectuó varias detonaciones.

Una de las balas impactó en la frente a Cruz Lagos, a quien le provocó la muerte, el joven laboraba como auxiliar de limpieza de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema), en el mercado  Roberto Huembes.

No era protestante

En redes sociales circula un video en el que se aprecia a Cruz tendido sobre la calle, con abundante sangre detrás de su cabeza, se comentó que un paramilitar lo había asesinado porque antes había participado en un “piquete exprés” contra el Gobierno. Sin embargo, este domingo, en un portal afín al partido de Gobierno, los familiares de Cruz desmintieron esa versión.

Aseguraron que era militante del Frente Sandinista y que no participó en ningún piquete, a la vez, amenazaron con emprender acciones legales contra un canal de televisión por considerar que denigró la imagen del fallecido.

Por otra parte, una fuente policial precisó que el atacante acudió a una estación policial a denunciar lo ocurrido. La fuente dijo, que incluso antes de visitar la delegación, se habría comunicado con el número de emergencia de la Policía, el 118.

El pistolero está bajo investigación y aunque en el video se observan los hechos, la identidad del pistolero no fue revelada, dijo la fuente policial.

Durante la discusión con los comerciantes, algunas personas aseguraron que el pistolero es empleado de la Alcaldía de Managua, lo cual no fue confirmado por El Nuevo Diario.