•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 214 nicaragüenses han sido deportados desde Panamá durante el primer trimestre de este año, revelan las estadísticas del Servicio Nacional de Migración (SNM) de ese país.

Las cifras oficiales indican, además, que en los primeros tres meses de este año un total de 50 nicaragüenses han sido apresados por permanecer de manera ilegal en Panamá.

En su más reciente informe, el SNM señala que entre el 1 de enero y el 31 de marzo pasado a un total de 971 extranjeros se les aplicaron las sanciones migratorias de retorno voluntario, deportación y expulsión.

El 59% de las personas deportadas desde Panamá eran hombres. Archivo/END

“Colombia (262), Nicaragua (214), Venezuela (209), Cuba (126), Honduras (45), El Salvador (34) y República Dominicana (29); son los países que encabezan estas listas de sanciones migratorias”, señala una nota de prensa, divulgada por el SNM en su portal electrónico. 

De igual manera hubo expulsiones de ciudadanos provenientes de China (9), Ecuador, Perú, (ambos con 7), Argentina, Estados Unidos, Guatemala, México con tres expulsiones cada uno.

También fueron expulsados dos migrantes vietnamitas; mientras que hubo un migrante deportado de Brasil, Canadá, Costa Rica, España, Gran Bretaña, Haití, Israel, Jamaica, Líbano, Libia, Holanda, Portugal, Puerto Rico, Rumania y Somalia.

Razones de las expulsiones

De acuerdo con la información oficial, a estos extranjeros se les expulsó del país canalero por tener estadía vencida, permanecer en Panamá de manera irregular, así como cumplir pena por delito doloso, ingresar de manera irregular, haber sido deportado y volver a ingresar a esa nación, por mencionar algunas.

Las cifras oficiales indican, además, que en los primeros tres meses de este año un total de 50 nicaragüenses han sido apresados.Archivo/END

El 59% de las personas deportadas desde Panamá eran hombres y el porcentaje restante eran mujeres, indica la información oficial, la edad más frecuente de los expulsados osciló entre los 28 y 37 años.

Desde junio de 2017 entró en vigencia el decreto presidencial 269, el cual reduce de 180 a 90 días el tiempo de estadía como turista dentro de territorio panameño a migrantes provenientes de países como Nicaragua, Venezuela y Colombia.

Según datos oficiales, durante el año 2018, las autoridades panameñas deportaron un total de 1,066 migrantes nicaragüenses; 33.4% menos en comparación al año 2017, cuando la cifra totalizo 1,603 deportados.