•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno canadiense oficializó este domingo que ha decidido suspender su asistencia financiera anual a Nicaragua, valorada en aproximadamente 20 millones de dólares canadienses (15 millones de dólares americanos), a causa de las violaciones a los derechos humanos.

“Nuestro gobierno está preocupado por el deterioro de la situación de los derechos humanos y la recesión económica en Nicaragua. A la luz de esas preocupaciones, el verano pasado tomamos la decisión de suspender la asistencia financiera directa al Gobierno nicaragüense”, dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Britanny Fletcher.

La funcionaria respondía así a consultas efectuadas por la cadena pública de noticias CBC News de Canadá, que se basan en un memorándum clasificado como “secreto”, fechado el 27 de agosto de 2018.

Canadá continúa, sin embargo, apoyando “proyectos implantados por oenegés y organizaciones internacionales, poniendo el acento en las personas más vulnerables”, precisó Fletcher.

“Las acciones represivas del presidente (Daniel) Ortega contra su pueblo son inaceptables. Seguimos examinando todas las opciones diplomáticas y políticas a nuestra disposición para apoyar al pueblo nicaragüense”, añadió.

Canadá forma parte de los cinco donantes principales de ayuda bilateral a Nicaragua, según el memorándum citado por CBC.

Mensaje contundente

Mario Arana, presidente de la Cámara de Comercio Americana (AmCham) y además miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, considera que lo anunciado por Canadá es una señal de hastío por parte de la comunidad internacional hacia la postura del Gobierno nicaragüense para lograr un arreglo negociado a la crisis del país.

“Esta posición con respecto a la cooperación con Nicaragua refleja en parte el cansancio con los juegos del Gobierno, en donde han venido prolongando esta negociación más de lo razonablemente necesario y arrastran los pies en el cumplimiento de lo acordado, tampoco está claro si hay voluntad de culminar y cumplir con esta negociación”, valoró Arana.

A finales de marzo pasado, durante el proceso de negociación llevado a cabo entre la Alianza Cívica y el Gobierno, se suscribieron dos acuerdos en los que el Ejecutivo se compromete a liberar a los manifestantes que estuvieron participando en protestas contra el Gobierno  y a respetar los derechos constitucionales de la población, sin embargo, esto no ha ocurrido hasta ahora.

“(El Gobierno) muestra vía comunicados intenciones sin respaldo real y argumenta divisiones ficticias, cuando el pueblo de Nicaragua no pudiera estar más unido y claro de lo que quiere y necesita”, afirma Arana.

La fuente recordó además que Canadá es el país que lidera el Grupo de Trabajo para Nicaragua, creado por el Consejo permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA.

El Grupo de Trabajo fue impedido de entrar a Nicaragua el año pasado, pues el Gobierno argumentó injerencia en asuntos nacionales.

Arana considera que el Gobierno tiene todavía la posibilidad de enmendar sus fallas y así no generar mayores afectaciones al país.

“A través de una efectiva implementación y una negociación completa puede comenzar a revertir la actitud de la comunidad internacional y devolverle las esperanzas al país, revertir la crisis que este Gobierno ha profundizado con su manejo equivocado de la situación”, acotó.

Por tal motivo, el jueves 11 de abril, la Alianza Cívica emplazó al gobierno de Ortega para que, a más tardar el 22 de abril, se conozca la propuesta de reforma electoral que el Departamento de Cooperación y Observación Electoral de la OEA tenga para Nicaragua.

Cinco proyectos fueron afectados

De acuerdo con el portal CBC News de Canadá, los proyectos que Canadá dejará de apoyar están vinculados al Programa de Electrificación Rural, cuyo ejecutor es la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica por un monto de 19.8 millones de dólares canadienses, también el Crecimiento de Empresas Familiares Climáticamente Inteligentes, valorado en 7.9 millones de dólares canadienses, el cual sería ejecutado por el Ministerio de la Familia y se concluiría en 2023.

Otro proyecto era destinado a prevenir el embarazo de adolescentes, que habría recibido 7.6 millones de dólares canadienses para su finalización en 2022.

También un programa con la Policía Nacional, a ejecutarse en 5 años y 7.35 millones de dólares canadienses fueron suspendido, se trata de “Comunidades inclusivas y libres de violencia”.

El último era Technolinks +, destinado a mejorar la productividad y los ingresos de 35,000 pequeños agricultores en el norte de Nicaragua, administrado por Mennonite Economic Development Associates, con un valor de 9.5 millones de dólares canadienses y un cronograma de 2016-22.