•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las personas encarceladas en el contexto de las protestas antigubernamentales que iniciaron en abril de 2018, podrán estar con sus familiares esta Semana Santa, informó el Comité Pro Liberación de Presos Políticos.

Según Brenda Gutiérrez, miembro de esta organización, los días en que se podrán hacer dichas visitas serán desde el miércoles hasta el sábado. Precisó que más de 500 manifestantes detenidos que contabilizan, van a poder reunirse con sus familiares.

Detalló que las visitas se harán en dos bloques: Miércoles Santo y Jueves Santo un bloque y Viernes Santo y Sábado de Gloria el otro. “Se solicitó al Gobierno, ante la falta de voluntad para liberarlos, que nos permitieran estar con ellos esta semana, como lo hicimos en diciembre pasado”, declaró Gutiérrez.

Las visitas podrían extenderse de 10:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. afirmó. Gutiérrez añadió que hay rumores que posiblemente excarcelen a más manifestantes. “En el sistema penitencial hay muchos rumores y creemos que puede ser posible por la presión internacional”.

También agregó que les han notificado que posiblemente una delegación de eurodiputados vuelva a visitar el país. “No puedo decir quién y cuándo nos los dijo”, declaró.

Mariela Serrato, madre de la manifestante María Adilia Peralta Serrato, detenida por protestar contra el Gobierno, afirmó que no está conforme con esta noticia, ya que ella demanda la liberación de su hija.

Detalló que el sábado a las 6:00 p.m. la llamaron de Gobernación para decirle que podía visitar a su hija. Los días que podrá estar con ella son Martes Santos, Jueves Santos y Viernes Santos.

“No sé con qué tenga que ver, como madre si me dieran visita diario, diario voy”. Afirmó que les permitirán llevar comida y otras cosas.

“Yo quisiera que me den a mi hija, aunque (la autorización) me parece política. Sabemos la intención, pero si nos dan mil visitas, a las mil vamos”, aseveró.

“Yo no estoy contenta hasta que me la entreguen porque es inocente (fuera de eso) nada de lo que hagan me contenta”, precisó.

La última vez que Serrato vio a su hija fue el 1 de abril y la notó triste y enferma.