•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Organismos de derechos humanos nacionales e internacionales demandaron este lunes una actuación beligerante de la Policía Nacional para capturar al pistolero que atacó el sábado a comerciantes y visitantes del mercado Roberto Huembes, donde murió una persona de un balazo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno de Nicaragua investigar al sujeto que disparó, mientras la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) afirmó que hay suficientes elementos para dar con su paradero.

El Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) “tomó conocimiento de la muerte de Orlando Cruz Lagos, herido de bala en la cabeza el sábado cuando se encontraba en el mercado Roberto Huembes, en Managua. La CIDH urge al Estado de Nicaragua a que investigue y dé con el responsable de este crimen”, informó este organismo.

En videos compartidos por ciudadanos se aprecia el instante en que el hombre armado, que hasta el momento no ha sido identificado, discutía con una comerciante y la intimidaba con la pistola; luego se ve cómo desde un vehículo en marcha dispara contra las personas que estaban en el lugar.

Cruz Lagos murió por recibir uno de los disparos en la cabeza y otra persona resultó herida.

Hasta la noche de este lunes, las autoridades policiales no habían emitido información oficial sobre el caso.

Está identificado

Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, dijo que hay videos y fotos del sujeto cuando está amenazante con la pistola y cuando dispara frente a testigos, además, el nombre ha sido mencionado en redes sociales.

“La policía, ante un caso tan relevante, donde el agresor está plenamente identificado, no ha brindado conferencia sobre el avance de las averiguaciones”, expresó Cuevas, quien no reveló cuál es el nombre con que identifican al agresor.

El asesor legal comentó que mientras ocurría ese suceso en el Huembes, al menos 12 patrullas estaban capturando a una persona por lanzar papelillos azul y blanco cerca del paso a desnivel de Rubenia.

El pistolero del mercado Roberto Huembes se mantuvo amenazante por largo rato contra los comerciantes, mientras el de Metrocentro fue detenido por manifestantes. Cortesía/END

“Se observa que hay cierta selectividad en los casos y no se observa beligerancia de las autoridades para resolver el caso” del pistolero, comentó Cuevas, indicando que esto tendrá un efecto negativo para el turismo porque muestra a Nicaragua como “tierra de nadie”.

Cuevas comentó que mientras el Gobierno insta al turismo internacional a visitar Nicaragua, ocurren hechos sangrientos y las autoridades no resuelven un caso tan evidente y dejan patente la inseguridad ciudadana.

El de Metrocentro

En el caso del hombre que disparó contra un grupo de manifestantes en Metrocentro, el pasado 30 de marzo, ni la Policía Nacional, ni el Ministerio Publico han anunciado si tomarán acciones legales en su contra, porque, según las leyes de Nicaragua, ese hombre debería  ser acusado por exposición de personas al peligro y tentativa de homicidio u homicidio frustrado, ya que hirió a tres personas, afirmó Cuevas.

Este pistolero fue identificado como Germán Félix Dávila Blanco y los documentos que portaba cuando realizó los disparos contra manifestantes antigubernamentales, lo identifican como afín al Frente Sandinista (FSLN), el partido gobernante.