•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Víctor Manuel Díaz, quien fue inculpado por supuestamente haber dado muerte a Denis Madriz, un joven que había participado en manifestaciones, no está incluido en la lista de presos a liberar, denunció su madre, Sandra Pérez Otero.

Madriz había desaparecido el 29 de septiembre del 2018 y apareció muerto por dos impactos de bala.

Sandra Pérez Otero, madre de Díaz, destacó que durante el proceso judicial, el Ministerio Público no se logró sostener la acusación de su hijo, pero el juez Quinto del Distrito Penal de Managua, Alfredo Silva Chamorro, dio el fallo de responsabilidad penal y le impuso una condena de 22 años y 6 meses de prisión.

A pesar de que la Policía resolvió el caso en 12 horas y presentó a dos sospechosos. Al momento de la acusación, los procesados no fueron los mismos, sino otros: Víctor Manuel Díaz Pérez y Franklin José Quintero Armas, cambiando totalmente la versión policial hecha pública.

La condena se da por las declaraciones de un vigilante, tío de Díaz, asegurando haberlo visto pasar en la oscuridad.

Según la mamá del procesado, su hijo había participado en marchas y trabajaba en un taller publicitario, hasta donde llegaron unos tipos pidiéndole que cortara 50 tubos que se utilizarían como cañones para armas hechizas, lo que el joven rechazó diciéndoles que no participaría en algo que pudiera herir a la población en protesta.

“Pido al Gobierno que se ponga la mano en la conciencia y dejen libre a mi hijo que es inocente, esto lo saben muy bien. Habían presentado a dos que resultaron ser de las organizaciones del partido de gobierno, pero a estos los dejaron libres. En su lugar enjuiciaron a mi hijo”, comentó la preocupada madre.

Manifestante con reos comunes

Julio Montenegro, defensor de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que el proceso evidenció falta de elementos probatorios que establecieran la participación del acusado en la acción.

El abogado defensor señalo que a Díaz Pérez no estaba ni en la lista de la Alianza Cívica ni en la del Gobierno, por lo que luego de estudiar el caso, la CPDH lo propuso en un listado que presentó a la Alianza, aunque el Gobierno no lo ha admitido en la lista.

Montenegro comentó que en el caso del manifestante de la ciudad de Masaya, Edward Enrique Lacayo, este fue llevado al Complejo Penitenciario Jorge Navarro y recluido en la celda multiusos, de los presos comunes.

“Está en una celda con 25 prisioneros en hacinamiento, donde por desgracia hay continuas peleas por haber miembros de dos grupos rivales y recientemente uno resultó herido, por lo tanto, Lacayo considera que su vida está en riesgo y demanda que lo internen en la celda de los manifestantes”, dijo Montenegro.

En otro caso, la esposa de José Bayardo Mendieta, de 42 años, continúa en detención en la Dirección de Auxilio Judicial, donde tiene 2 meses de estar recluido sin haber sido presentado en los juzgados ni tener acusación del Ministerio Público.

Mercedes Alfaro, esposa del detenido, dijo que Mendieta es hipertenso, tiene problemas de cirrosis y del páncreas, por lo cual demanda que se le libere, cumpliendo con las normas y procedimientos establecidos por la ley.