•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Gobierno de Nicaragua informó que este martes otorgó el régimen de convivencia familiar a 636 reos, incluidos 36 manifestantes, aunque la Alianza Cívica ha criticado el bajo número de protestantes excarcelados.

“El Ministerio de Gobernación de la República de Nicaragua informa a las familias nicaragüenses y de otras Nacionalidades que, a través del Sistema Penitenciario Nacional, 636 personas recibieron el día de hoy, martes 16 de abril 2019, el beneficio legal de convivencia familiar en los distintos establecimientos penitenciarios del país”, indica una nota de prensa.

Esta modalidad permite a los prisioneros con penas menores concluir su condena de arresto en sus casas. 

Horas después del anuncio, la cancillería informó que en la lista "se incluyó a 36 personas detenidas" en el marco de las protestas iniciadas hace un año contra el gobierno de Nicaragua.

Dijo que los 36 opositores aparecen en la lista que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos envió a la cancillería en marzo.

Entre los excarcelados no se encuentran sin embargo ninguno de los dirigentes opositores y estudiantiles que encabezaron las protestas, ni los dos periodistas, Miguel Mora y Lucía Pineda, detenidos por informar sobre las protestas.

La Mesa de Corroboración de Presos Políticos de la oposición había dicho previamente que la lista incluía a 18 opositores.

"El gobierno está jugado, está haciendo trampa", dijo Lylliam Ruiz, miembro del Comité Pro Liberación de Presos Políticos (CPLPP), sobre la decisión del ejecutivo de incluir opositores en las listas de presos comunes.

La oposición calcula que cerca de 800 personas están detenidas por participar en las protestas contra el gobierno de Ortega, mientras que las autoridades solo reconocen a 350.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) trabaja con las partes para consensuar el número de opositores presos.

"El gobierno no avanza en la liberación de más presos políticos como se ha obligado" en el diálogo, reclamó la Alianza Cívica por la Justicia y Democracia (ACJD) en un comunicado.

La verdad es que "el gobierno no tiene voluntad de sacar" a los opositores de la cárcel, declaró Sara Oporta, miembro del CPLPP.

Calificó como "una burla" que el gobierno excarcele a tantos presos comunes y deje a los manifestantes tras las rejas.

La entrada principal a la cárcel Modelo, la mañana de este martes. Bismarck Picado/END

El Comité explicó que "no están de acuerdo con el indulto", ya que bajo esa figura legal estarían asumiendo "una culpa que no tienen los presos políticos".

"Nosotros representamos a presos que están ahí por haber ejercido su derecho a la manifestación", dijo Brenda Gutiérrez, miembro del Cómite.

"El Gobierno no los reconoce como presos políticos y ahora los quiere liberar como reos comunes bajo el indulto, pero el Comité y los familiares no aceptamos indultos porque no somos culpables de lo que se nos achaca", reiteró Gutiérrez.

Las demandas

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y un comité de familiares de presos han demandado al gobierno de Nicaragua una liberación sin restricciones de los manifestantes, tomando como base un acuerdo firmado el pasado 29 de marzo.

Los organismos de derechos humanos calculan que más de 800 protestantes fueron arrestados en el marco de la crisis que comenzó el 18 de abril del año pasado.

Vista exterior de la cárcel Modelo. Archivo/END

Hasta ahora el gobierno ha efectuado tres excarcelaciones de manifestantes, a quienes otorgó distintos regímenes, como casa por cárcel.

A nivel internacional, organismos y gobiernos han demandado al gobierno nicaragüense que libere a los protestantes y han criticado los procesos judiciales aplicados.

Entre los manifestantes que más notoriedad han tomado están el campesino Medardo Mairena, la comerciante Irlanda Jerez, y los universitarios Amaya Coppens, Edwin Carcache y Nahiroby Olivas, entre otros.

También han sido arrestados los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora, del Canal 100% Noticias.

Nicaragua cumplirá este 18 de abirl un año de crisis, con un saldo de más de 325 muertos de forma violenta, unos 800 manifestantes arrestados, miles de personas en el exilio y una economía seriamente afectada.

La Alianza Cívica y el Gobierno celebraron un diálogo entre febrero y marzo, en el cual alcanzaron dos acuerdos, incluida la liberación de los protestantes en un período de 90 días, a partir del 20 de marzo.

A inicios de abril, el nuncio en Nicaragua dijo que sería "verdaderamente feliz" si todos los protestantes fuesen liberados en Niaragua.

Al enterarse de que más de 600 reos serían excarcelados, algunos familiares de manifestantes presos se trasladaron a las afueras del Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo, con la esperanza de que sus parientes sean liberados.

Darling Baquedano, hija de Juan Carlos Baquedano, de 61 años, a quien condenaron a 40 años de cárcel por el delito de terrorismo dice que espera ver a hoy a su padre en libertad.

"A mi papá lo acusan de liderar tranques en Jinotega, pero lo único que ha hecho es manifestarse. Ahora está preso, pero la realidad es que nunca ha habido paz, siempre vivimos en una paz fingida" Aseguró Baquedan.

Otros familiares de reos, quienes se encontraban a la espera de que fueran liberados, no quisieron dar declaraciones por temor a represalias.

La cárcel Modelo, en Tipitapa. Archivo/ENDAl menos tres buses, uno del sistema penitenciario y dos comunes, han entrado a la cárcel y uno salió con varias personas en su interior, pero hasta el momento se desconoce si eran los reos que serán excarcelados.

Las autoridades de La Modelo no han confirmado si los vehículos son para sacar a los reos que el Gobierno prometió liberar.