• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional de Nicaragua prohibió este martes la marcha convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab) y amenazó con cárcel a quienes la organicen y participen en ella.

“La Policía Nacional cumple su deber constitucional de garantizar la seguridad y tranquilidad ciudadana, así como establecer responsabilidades y cargos contra quienes pretendan alterar la paz y la convivencia propia de nuestro pueblo, de nuestra cultura y tradición, por tanto, resuelvo no autorizar la movilización publica que pretenden realizar grupo de personas el día miércoles”, expresó la Policía a través de medios del Gobierno.

La marcha nacional convocada por la UNAB para este miércoles 17 de abril en Managua en conmemoración del primer aniversario de la crisis, ha sido respaldada por la Alianza Cívica por la Justicia y la democracia amparada en los acuerdos firmados con el Gobierno de Nicaragua en las negociaciones del diálogo.

El pasado 29 de marzo el Gobierno de Nicaragua firmó un acuerdo en el que se comprometía a respetar las garantías constitucionales y el derecho a la manifestación pacífica, sin embargo todas las protestas convocadas luego de firmar ese acuerdo han sido reprimidas por la Policía y simpatizantes del Gobierno.

Según la Policía Nacional la prohibición de la marcha se da en cumplimiento de su misión constitucional y la Ley 872 de la Policía Nacional, de no autorizar “ninguna actividad que genere intranquilidad a las familias nicaragüenses”.

De acuerdo con la versión policial, aunque los organizadores de la marcha solicitaron permiso este no fue concedido porque no cumple con los requisitos establecidos, sin embargo la Constitución Política de Nicaragua en su artículo 53 establece que: “Se reconoce el derecho de reunión pacífica; el ejercicio de este derecho no requiere permiso previo”.

La Policía también acusó a los organizadores de la manifestación de estar involucrados en hechos de violencia registrados en fines de semanas anteriores en la capital.

En Nicaragua hay más de 600 personas encarceladas por participar en las protestas / Archivo La Policía Nacional desde septiembre del año pasado mantiene una prohibición para realizar cualquier tipo de manifestación en contra del Gobierno.

Nicaragua cumplirá este jueves 18 de abril un año de crisis que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos encarcelados y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación por haber participado en las protestas antigubernamentales.