•  |
  •  |
  • END

El vocero de la Curia Arzobispal de Managua, padre Rolando Álvarez, se refirió a la protesta que mantienen ex rezadores de las rotondas en reclamo del pago por ocho meses de trabajo. Al respecto, Álvarez reiteró la posición de la Iglesia Católica, que hace un llamado a “no jugar con el hambre y la miseria de la gente”.

El mismo padre Álvarez expresó en febrero de este año que la única preocupación de la Iglesia Católica sobre la estancia de los rezadores en las rotondas era “ver cómo se juega con el hambre de la gente, con la situación económica extremamente precaria del pueblo; ver rostros cansados, agobiados y entristecidos, rostros de hijos de una misma patria y de un mismo Dios”.

Sin embargó, Álvarez no señaló a ningún responsable de la situación por la que pasan estas personas. Lo que sí indicó es que el trabajo que en su momento realizaron los rezadores no fue una manifestación religiosa, sino social, aunque en ocasiones pasadas, llegó a decir que eran “posturas ideológicas y políticas”.

Unos 36 ex rezadores realiza desde la semana pasada un plantón en las afueras de la Secretaría del partido de gobierno, que también funciona como casa presidencial, para exigir el pago del trabajo que durante ocho meses desempeñaron en nueve rotondas de la capital y que asciende, según dicen, a 48 mil córdobas cada uno.