• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) informó este martes que mantiene la convocatoria para marchar la tarde de este miércoles desde la rotonda Centroamérica hasta el monumento a Alexis Argüello, a las 2:00 p.m., pese a que la Policía Nacional informó que “no autoriza” la movilización pública.

“Nicaragua mantiene la convocatoria, mañana (este miércoles) todos nos movilizamos”, se lee en una publicación realizada por la Unidad en su cuenta oficial de Facebook.

La Policía Nacional emitió un comunicado en el que también amenazó con cárcel a quienes organicen y participen en la manifestación.

“La Policía Nacional cumple su deber constitucional de garantizar la seguridad y tranquilidad ciudadana, así como establecer responsabilidades y cargos contra quienes pretendan alterar la paz y la convivencia propia de nuestro pueblo, de nuestra cultura y tradición, por tanto, resuelvo no autorizar la movilización publica que pretenden realizar grupo de personas el día miércoles”, expresó la policía a través de medios del Gobierno.

La UNAB, por su parte, solicitó a la comunidad internacional, a través de una carta abierta, que llamen al Gobierno de Nicaragua “a no reprimir dicha movilización y respetar el derecho fundamental e irrenunciable de la libre expresión y movilización”.

La organización recordó que la libre movilización es un derecho consignado en el artículo 54 de la Constitución Política de Nicaragua, en el que “se reconoce el derecho de concentración, manifestación y movilización pública de conformidad con la ley”.

Además, denunció que el Gobierno de Nicaragua no ha expresado ninguna voluntad política de cumplir con los pocos acuerdos a los que ha llegado en la mesa de negociación y tampoco se ha avanzado en los temas de justicia y democracia.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) informó este martes que respalda la convocatoria a marchar, hecha por la UNAB, y agregó que ampara su decisión en los acuerdos firmados con el Gobierno en el diálogo, relativos a la libre movilización. Archivo/END

El objetivo de la marcha convocada por la Unidad es continuar demandando libertades y justicia con democracia, además de conmemorar el aniversario del estallido de las protestas, que causó más de 300 muertos, miles de heridos y de exiliados.

Alianza respalda

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) informó este martes que respalda la convocatoria a marchar, hecha por la UNAB, y agregó que ampara su decisión en los acuerdos firmados con el Gobierno en el diálogo, relativos a la libre movilización.

A través de un comunicado, la Alianza Cívica expresó que su postura se basa en que, desde hace un año, el pueblo de Nicaragua ha venido manifestando sus demandas de libertad, justicia y democracia.

“Solicitamos a la comunidad internacional, a los testigos y acompañantes de la mesa de negociación, velar por el correcto desarrollo de estas actividades, pues su cumplimiento nos servirá a todos para evaluar la verdadera voluntad del Gobierno de hacer cumplir sus compromisos”, expresa el escrito.

Prácticamente todas las convocatorias a protestas que han realizado las organizaciones opositoras en varias semanas, han sufrido asedio y represión de parte de fuerzas policiales y parapoliciales, quienes han golpeado, causado heridas de balas y detenido a manifestantes.

Cenidh rechaza prohibición

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) también rechazó la decisión policial que por tercera ocasión le niega a la Unidad Nacional el ejercicio de un derecho constitucional.

“Daniel Ortega y la Policía Nacional no pueden seguir violentando el derecho constitucional establecido en el artículo 54 de la Carta Magna”, señala parte del comunicado del Cenidh.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) informó este martes que respalda la convocatoria a marchar, hecha por la UNAB, y agregó que ampara su decisión en los acuerdos firmados con el Gobierno en el diálogo, relativos a la libre movilización. Archivo/END

Los defensores de derechos humanos también aplaudieron el llamado realizado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, en el que insta al Gobierno a que garantice los espacios necesarios para que las personas se reúnan pacíficamente y puedan expresar sus opiniones con los derechos internacionalmente reconocidos.

Además, alerta al Gobierno a que “tomen medidas con el fin de evitar el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes”.