•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un grupo de al menos 15 hombres, vestidos de sacos negros, que rodeaban el púlpito de la catedral de Managua cuando el Cardenal Leopoldo Brenes oficiaba una misa acompañado de monseñor Silvio Báez, generó gran expectativa entre los nicaragüenses. 

Algunos de los hombres llevaban en el pecho una medalla de la Sangre de Cristo y otras con la imagen de San Benito. 

La Medalla de San Benito, es un sacramental reconocido por la Iglesia Católica con gran poder de exorcismo y de liberación de  influencias demoníacas.

Durante la primera mesa de negociación entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la democracia, donde participó el presidente Daniel Ortega y los Obispos de la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadores y testigos, una imagen de la medalla de San Benito se visualizaba en el escenario organizado por los obispos en el que se llevó a cabo el fallido diálogo. 

Monseñor Silvio Báez será trasladado a Roma por decisión del papa Francisco

Este jueves se desarrollaba en la catedral de Managua, la misa Crismal y la bendición de los Santos Óleos, donde los sacerdotes renovaron sus votos.

Medalla que llevan los caballeros de la congregación de la Sangre de Crisyo / Bismarck Picado. Al ver a los hombres de negro, quienes antes de iniciar la eucaristía solicitaron a los periodistas no acercarse a los obispos y guardar cierta distancia, muchas personas pensaron que los obispos llevaban guardaespaldas, sin embargo al finalizar la misa monseñor Silvio Báez explicó que los hombres que hoy vestía de saco negro y corbata son parte de la congregación Sangre de Cristo, quienes participarán mañana en el viacrucis del Viernes Santo. 

Al ver que los obispos eran acompañados por los hombres desde que entraron a la catedral, en las redes sociales se empezó a rumorar que los hombres eran guardaespaldas de monseñor Silvio Báez, debido a que el obispo ha recibido constantes amenazas. 

Sin embargo a monseñor Silvio Báez nunca se le ha visto usando medidas de seguridad. 

Contenido exclusivo: 36 horas bajo asedio y espanto en la Basílica de San Sebastián, en Diriamba

Hace unos días monseñor Silvio Báez informó que el papa Francisco decidió trasladarlo a Roma y también confirmó que el año pasado la Embajada de Estados Unidos le advirtió que había un plan para asesinarlo, por eso la expectativa de que si usaba o no guardaespaldas, sin embargo esto fue aclarado tras finalizar la misa de este jueves.

Monseñor Silvio Báez saluda a feligreses en la catedral de Managua / Bismarck Picado Los obispos además detallaron que durante el recorrido del santo viacrucis de este viernes, los caballeros de la congregación de la Sangre de Cristo irán vestidos de blanco. 

Cuando anunció su traslado a Roma Báez también explicó que había denunciado ante el papa Francisco las amenazas que ha recibido durante este año en el que Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica y en el que los sacerdotes y obispos han sido atacados por haber brindado resguardo a manifestantes dentro de los templos.