•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Por segunda ocasión, en ocho días, la fachada de las oficinas de Radio La Costeñísima de Bluefields amaneció este jueves con pintas rojas y negras en las que se leen las frases: “No pudieron, ni podrán” y “Vende Patria”, además de las siglas del Frente Sandinista “FSLN” y “Juventud Sandinista”.

El director de La Costeñísima, Sergio León, desde la primera pinta que hicieron los grupos progobierno, el pasado 10 de abril, denunció que el asedio y amenazas contra el medio de comunicación que dirige son constantes desde que iniciaron a dar cobertura a las protestas que comenzaron hace un año.

Pared de la emisora de Bluefields La Costeñísima. Cortesía/END

León señaló que la  pinta que dice: “No pudieron, ni podrán”, también  fue colocada en su casa de habitación.

“Así como amaneció la radio también está mi casa, ya eso es constante, pero no vamos a dejar de informar, de ejercer nuestro derecho”, afirmó León, la semana pasada.

El director de La Costeñísima, sociólogo de profesión y periodista en ejercicio desde hace 30 años, valora que este tipo de acciones contra la Radio tiene el objetivo de “hacernos renunciar a nuestra labor de informar”, aunque advirtió que “no voy a renunciar a mi derecho de informar y La Costeñísima va a ser siempre La Costeñísima”.

Sergio León, director de La Costeñísima. Orlando Valenzuela/END

OTRAS AMENAZAS Y AGRESIONES

El periodista señaló que a la serie de amenazas, que han recibido por informar de la represión gubernamental en las protestas, se le debe sumar lo que unos “exmilitares me han amenazado con quemar la Radio”.

El periodista explicó que ya uno de sus colaboradores renunció, pero que aunque a él lo presionen para irse, pero “no me voy a ir porque esta es mi patria, el periodismo es mi pasión, La Costeñísima es mi vida y no me voy a ir para otro lado”.

Las agresiones contra medios de comunicación independientes han sido constante en el último año. Los reportes de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro refieren que han ocurrido más 300 agresiones que van desde el asesinato del periodista Ángel Gahona de Bluefields, la clausura del Canal 100% Noticias, criminalización de los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora, tomas ilegales de instalaciones de medios de comunicación, robos, amenazas, quema de radios y agresiones físicas.