•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, afirmó este viernes estar unido al pueblo nicaragüense en esta etapa de Semana Santa que "conmueve" al país y en su lucha por la defensa de los derechos constitucionales.

"En esta Semana Santa 2019, me uno a la contemplación y reflexión que conmueven a los nicaragüenses. Seguiremos al lado del pueblo de Nicaragua en su lucha incansable por defender sus derechos constitucionales”, afirmó el diplomático en su cuenta de Twitter.

El jueves el diplomático publicó otro mensaje en ocasión de cumplirse un año de iniciada la mayor crisis sociopolítica de las últimas décadas en Nicaragua.

“A un año del inicio de la crisis en Nicaragua, reiteramos nuestro apoyo y compromiso con todos los nicaragüenses que luchan por un país democrático, con justicia y respeto por los derechos humanos”, dijo en su mensaje del jueves.

En su publicación del jueves, el embajador Sullivan recordó a los ciudadanos que han sido apresados por protestar en contra el Gobierno, las personas que se exiliaron y también se solidarizó con los familiares de los manifestantes que murieron en el contexto de las protestas.

“Deseo expresar mi solidaridad con todas las personas que han perdido a sus seres queridos y con todos los que aún esperan ser liberados de las cárceles o regresar a su país”, agregó Sullivan en el texto del jueves.

Nicaragua está conmemorando un año del estallido social que generó numerosas protestas cívicas contra el Gobierno, las cuales sufrieron represión estatal, de acuerdo con organismos locales e internacionales defensores de los derechos humanos.

Durante la crisis murieron al menos 325 personas, se registran más de 600 manifestantes encarcelados, miles de heridos y exiliados.

LA MISIÓN EN NICARAGUA

El diplomático comenzó su misión en Nicaragua desde el pasado 14 de noviembre, posteriormente se reunió con organismos de derechos humanos en el país para analizar la situación.

Tras esa reunión, Sullivan reafirmó el compromiso de trabajar por la restauración de las instituciones democráticas, los derechos humanos y el estado de derecho, así como en la preparación ante desastres naturales.

El camino de Sullivan hacia el puesto diplomático en Managua comenzó el 11 de julio de este año, cuando el presidente de EE. UU. Donald Trump, le nominó ante el senado estadounidense.

El 18 de septiembre el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos emitió un reporte favorable para Sullivan y su ratificación en el cargo se oficializó el 12 de octubre de este año.

Estados Unidos ha seguido muy de cerca la crisis de Nicaragua y varios diplomáticos han visitado el país para conocer de primera mano la situación.

Ayer la casa Blanca emitió un comunicado donde informó que está “comprometido con restaurar libertad, democracia y estado de derecho en Nicaragua”. Este país también ha sancionado a varios funcionarios del Gobierno nicaragüense por estar involucrados en la violación de derechos humanos durante el último año de crisis.